Recientemente se ha confirmado que en Riad la capital de Arabia Saudí se están formando 150.000 tropas terrestres saudíes sudaneses egipcios y jordanos para entrar en combate en #Siria. La CNN informa de que dicho ejército está destinado en Arabia Saudí y que pronto será trasladado a Siria. Marruecos, Turquía, Baréin, Emiratos Árabes y Qatar también se suman a esta ofensiva a través de la frontera turca. Desde Malasia, Indonesia y Brunei se enviaran mercenarios a Arabia Saudí para reforzar el ataque. Todas estas tropas se movilizaran a Siria supuestamente para ayudar a la coalición liderada por Estados Unidos contra #Estado Islámico.

Esta nueva coalición islámica que se presenta para luchar contra Daesh tiene el mismo objetivo que el propio Daesh y la coalición OTAN - Estados Unidos: derrocar el régimen de Bashar al-Assad en Siria.

Anuncios
Anuncios

Si no fuera este su objetivo lógicamente se habrían unido a las tropas de al-Assad apoyados por Hezbollah, el Kurdistan y #Rusia. Esto acarrearía un grave e irreparable conflicto si se enfrentaran tropas rusas y estadounidenses apoyando a uno y otro bando. Hecho que ya vimos de cerca en el derribo del avión ruso por Turquía. Lo más sorprendente es que estas coaliciones islámicas nunca atacan a su hegemónico enemigo: Israel, cuando soldados israelíes matan musulmanes todos los días. También sorprende la alianza de la nueva coalición islámica anti ISIS con estados unidos, cuando se ha demostrado que la marina norteamericana transporta líderes de estado islámico.

Pero estos no son los únicos puntos donde podría estallar la pandemia bélica en cualquier momento. En Ucrania el ejército ruso y las milicias pro-rusas se enfrentan directamente con un país de la OTAN y socio de la unión europea.

Anuncios

La tensión entre Corea del Norte y Corea del Sur crece tras la ruptura de los tratados de no agresión por los norcoreanos y sus recientes pruebas con misiles balísticos nucleares. Otro posible punto de conflicto mundial serían las complicadas relaciones entre la India y Paquistán que llevan años de disputas territoriales. Estos dos países suman el 20% de la población mundial y cualquier atentado o magnicidio podría llevarles a usar sus más de 200 cabezas atómicas, ya que ambos son potencia nuclear.