Empieza la vacunación masiva en la Toscana, Italia. Aunque aún no se puede hablar de epidemia estamos ante un "problema de salud emergente", como lo llama el grupo de trabajo médico en la Toscana que está luchando por combatirla desde hace un año y un mes. Ahora ha superado el umbral de alarma y se ha convertido en una verdadera emergencia.

Ya ha dejado nueve muertes (dos este año), con una escalada sólo en parte predecible y justificable por los meses fríos, los preferidos por las diferentes cepas de meningococo. El último caso, hace unos días, fue un esteticista de 50 años de edad de Montelupo Fiorentino que cada mañana iba a trabajar en tren, y que obligó a realizar la profilaxis a todos los pasajeros de ese convoy.

Anuncios
Anuncios

Nadie puede entender por qué en el sur los casos son limitados, y aumentan hacia el norte centrándose en un área de la Toscana, que se encuentra en torno a Florencia, Prato, Empoli y Pistoia. En esta zona está comenzando una "campaña de vacunación intensiva". Se están proporcionando vacunas gratuitas para más de un millón de personas, a parte de los casi 260.000 que ya lo han hecho, puedan beneficiarse del tratamiento gratuito y evitar que se propague.

Se cree que esta cepa llegó a la Toscana hace unos años desde un buque de carga que atracó en el puerto de Livorno. Y también que sea posible que pueda haber cambiado con el tiempo. Es fuerte y traicionero, pero se puede luchar y ganar la batalla contra él. "El problema ahora es encontrar las vacunas en un corto período de tiempo", explica Francesco Mazzotta, Director de la estructura operativa de las enfermedades infecciosas en el Centro de Salud de la Toscana .

Anuncios

"El objetivo es alcanzar el mayor porcentaje de cobertura, no menos del 70% -80%, lo cual es un buen antídoto contra la propagación de la meningitis ".

La Agencia Italiana de Medicamentos ha expresado su voluntad de ayudar a la Toscana para la adquisición de vacunas y en la negociación del precio. Un estudio del Instituto Superior de Salud tratará de arrojar luz sobre la duración de la protección de la vacuna ya que uno de los últimos casos de infección se produjo en un joven que ya había sido vacunado hace cinco años.

La vacunación es esencial y no existen contraindicaciones, la tolerancia de esta vacuna es muy buena. El problema es que hay que gastarse treinta millones de euros para un millón de vacunas. "Habrá algún tipo de solidaridad interregional," dijo el Presidente del Instituto Superior de la Salud, Walter Ricciardi. #Unión Europea #Calidad de vida #Derechos Humanos