La propagación del virus del Zika ya es considerada por la Organización Mundial de la Salud como una emergencia internacional, pero ahora no basta con fumigar o evitar que el agua se estanque donde pueda reproducirse el mosquito Aedes Aegypti; que además transmite el Dengue o el Chicungunya, pues resulta que el pasado 2 de febrero los Servicios de Salud del condado de Dallas en Texas, Estados Unidos, reportaron un caso de contagio vía sexual.

De acuerdo con un comunicado el paciente infectado dijo que comenzó a presentar síntomas tiempo después de tener contacto sexual con una persona infectada que regresó de un viaje a Venezuela, uno de los 25 países de América latina en los que el virus está presente.

Anuncios
Anuncios

La información fue confirmada por los Centros para el Control y Prevención de #Enfermedades del país norteamericano.

Aunque la transmisión del virus por contacto sexual ya se conocía, los científicos aseguran que esta forma aún es poco eficiente. Sin embargo la posibilidad existe por lo que hay que tomar precauciones, pues es común que las personas infectadas no presenten síntomas.

Al momento en #Estados Unidos se tiene registrados 51 casos de infectados con Zika. En su totalidad se trata de personas que importaron el virus después de su estancia es países de riesgo.

Antes de este reporte únicamente se tenían documentados dos casos de contagio vía sexual. Uno de ellos es el de Brian Foy, un microbiólogo de Colorado, quien en 2008 contrajo el Zika en Senegal. Su esposa presentó los síntomas de la enfermedad días después de que Foy regresó, y ella no había salido de Colorado ni tampoco había estado expuesta a la picadura de mosquitos.

Anuncios

Aunque el virus es aparentemente inofensivo está estrechamente ligado con los cientos de casos de microcefalia en recién nacidos en Brasil.

Algunos de los síntomas que presentan algunos pacientes son fiebre leve, sarpullido, conjuntivitis, dolor de cabeza, en las articulaciones, muscular y malestar general. El período de incubación del virus suele ser de entre 3 y 12 días.

Todavía no se sabe con certeza pero el virus también es sospechoso de provocar el síndrome neurológico de Guillain-Barré (SBG), relacionado con una parálisis definitiva. Sin embargo, la OMS señala que son necesarios más estudios para confirmarlo.