Corea del Norte lanzó un cohete este domingo desafiando las resoluciones de la organización de las naciones unidas (#ONU). Esto fue lo anunciado por el #Gobierno de Corea del Sur. Debido a este hecho el consejo de seguridad de la ONU ha manifestado rechazo contundente a esta acción y se han reunido con urgencia en New York para discutir las sanciones pertinentes para este país.

El régimen de Corea del Norte por su parte, el mismo día del lanzamiento informó por la televisión estatal el éxito del lanzamiento del cohete de largo alcance que dicho por ellos se trata de un satélite de observación con objetivos puramente científicos.

Anuncios
Anuncios

La opinión internacional apunta que lo que Corea del Norte hizo este domingo fue una violación evidente a cuatro resoluciones puesta por la ONU y que representa una amenaza a la seguridad internacional.

Para muchos gobiernos como Corea del Sur, Rusia, Francia y #Estados Unidos las intenciones del país gobernado por Kim Jong-un son de estudiar la fabricación de un misil balístico intercontinental o ICBM (Inter-Continental Ballistic Missile) capaz de llegar al territorio de los Estados Unidos. Se puede denominar a un misil balístico como un arma nuclear de alto poder.

La experta nuclear, James Martin, aseguró que ese cohete estaba diseñado como un vehículo de lanzamiento espacial y que un misil balístico intercontinental se comporta de forma distinta.

Un misil balístico intercontinental es un sistema de arma nuclear que puede subir hasta la atmosfera llegando a alcanzar gran altura y bajar hasta su objetivo a tierra con fines explosivos.

Anuncios

En otra opinión Theodore Poston, profesor de política de seguridad nacional afirmó que el país no cuenta y que todavía no está cerca de poseer un arma nuclear de este tipo.

Lo que sí parece ser cierto es el gobierno de Kim Jong-un está intentado avanzar en tecnología y que está dispuesto a desafiar los acuerdos establecidos por la ONU, no importando las consecuencias de sus acciones.

Estados Unidos advirtió que tomaría medidas serias en contra de las provocaciones del gobierno de Corea de Norte.