Tim Cook y Apple se encuentran en una seria disputa con el FBI por la seguridad (en realidad por saltarse la seguridad) que ofrece la compañía de la manzana en sus terminales.

El caso de la disputa

Como se sabe, hace unos meses hubo un ataque en la ciudad de San Bernardino, California, por parte de Sayid Farooq, norteamericano de origen Qatarí, quien junto con su esposa asesinaron a 14 personas en el centro de salud para discapacitados de la ciudad. Ambos cayeron abatidos unas horas después tras una persecución y tiroteo con la policía.

Los agentes tomaron como evidencia el smartphone de #Apple del asesino, y al encontrarse este bloqueado, han recurrido a Apple para poder desbloquearlo y es aqui en donde empieza la disputa.

Anuncios
Anuncios

El requerimiento

El FBI necesita acceder a la información del teléfono del terrorista para descubrir si existen cómplices, autores intelectuales o cualquier otro indicio que conduzca a una investigación más profunda acerca de los autores de la tragedia.

Ante la necesidad, un tribunal federal de Estados Unidos ha solicitado a Apple que ayude al FBI en poder acceder al terminal, pidiendo dos cosas puntuales:

  • Que permita al FBI introducir un número ilimitado del contraseñas para poder desbloquear el celular de Farooq.
  • Que puedan implementar los 10000 códigos posibles rápidamente.

La seguridad de Apple

Y es que aunque parezca simple la petición cabe destacar algunos puntos que son de alguna manera, base de la ideología de Apple:

  • Sólo es posible ingresar una contraseña errónea al celular 10 veces, posteriormente se borraría toda la información del dispositivo como medida de seguridad.
  • Desde el sistema de Apple iOS 8 en adelante (Farooq tenía instalado el iOS 9), la información del terminal es encriptada automáticamente y solo está disponible para quien acceda con el código de seguridad o con la huella dactilar. Esto quiere decir que ni siquiera Apple puede acceder a la información de los usuarios, siendo precisamente esta característica uno de los pilares de la seguridad que asegura Apple a sus usuarios.

La negativa de Apple

Si bien la jueza quien dictaminó la petición a Apple no desea que Apple use fuerza bruta para acceder particularmente al celular de Apple, lo que desea es que se altere el sistema operativo para permitir el ingreso ilimitado de contraseñas y asi no se bloquee definitivamente el smartphone tras 10 intentos fallidos.

Anuncios

Ante esto, Tim Cook expreso su rotunda negación a acceder a este pedido, puesto que para él, en nombre de su empresa, se estaría creando una "puerta trasera" por medio de la cual no solo se podría acceder al teléfono en esta ocasión, sino que crearía un precedente para poder vulnerar la información de todos los usuarios y traería abajo los años de investigación en tratar de dar una seguridad óptima a los terminales de sus clientes.

A favor y en contra

Diversas personalidades han dado su punto de vista del caso, siendo puntualmente dos los más conocidos.

El CEO de Google, Sundar Pichai, mostró su apoyo a Apple a través de un tuit en el que indica que forzar a las compañías desarrolladoras a habilitar hacks, comprometería la seguridad de los usuarios y crearía un problemático precedente para este tipo de casos.

Por su parte, John McAfee, fundador de la empresa de antivirus informáticos, se ofreció voluntaria y gratuitamente a romper la seguridad del dispositivo, indicando incluso que solo le tomaría 3 semanas realizarlo. 

El mundo está atento a ver quien gana en esta disputa, ¿seguridad nacional o del usuario? #Iphone #Terrorismo