El intento de asesinato contra un jefe del narcotráfico, un tal Isidoro González, “el Isis” como consecuencia asesinaron a un niño de siete meses de edad, a su madre de diecisiete años y a su padre de veinticuatro en la entrada de una tiende de Pinotepa, en la costa de Oxaca. Ha mostrado al exterior, la cara más brutal de la narcoguerra, en la que está ahora mismo México.

Los vecinos de toda Pinotepa afirman estar cansados de tanta violencia y asesinatos, concentrados en la plaza frente creando tres grandes corazones con velas. En la otra punta de Sierra Madre, donde Oaxaca se junta con Veracruz, el pueble Playa Vicente, se proclama en lucha contra el narcotráfico, después de la ausencia de una joven de dieciséis años, Susana Tapia, y otros cuatro jóvenes veinteañeros junto a ella, a manos de policías de Tierra Blanca.

Anuncios
Anuncios

Los seis policías detenidos, confesaron, bajo amenaza de muerte, haber entregado a los jóvenes al Cartel Jalisco Nueva Generación.

Desde que ocurrieron estas desapariciones, los padres han tenido que ir a reconocer restos humanos encontrados en bolsas de plástico, en barrancos, e ir a múltiples tumbas clandestinas de Veracruz, u objetos de otras personas disueltas en ácido. Una jefa de policía les comunicó a los padres que los restos de huesos hallados, eran de animales. Los padres solo piden que devuelvan a sus hijos a salvo a sus casas.

La Red por los Derechos de la Infancia en México, que posee alrededor de setenta y cinco ONG trabajando con niños, acusa “aún no se ha reconocido el impacto que esta violencia tienen en la infancia”, ésta información es pobre y poco creíble, y ni siquiera hay datos irrefutables de todos estos menores desaparecidos y posteriormente asesinados.

Anuncios

La narcoguerra en poco más de nueve años ha dejado más de ciento cincuenta mil muertos, y alrededor de treinta mil desaparecidos.

Las inocentes víctimas, que normalmente son niños, son forzados a aniquilar, vigilar puestos y serán convertidos en pistoleros sicarios. La gente anciana dice que se llevan a los niños como hacía antiguamente la revolución. Cientos de miles de niños, son prisioneros de los narcos participando en actos extremadamente violentos. #Narcotráfico