A puerta cerrada se han reunido hoy los quince miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (#ONU) en Nueva York, a fin de que Rusia convenza al gobierno sirio de Bashar al Assad de detener la ofensiva sobre la ciudad de Alepo por motivos humanitarios. Se contabiliza que ya cincuenta mil personas han escapado del lugar y se estiman en cientos de miles los que aún se encuentras acorralados por el asedio del régimen.

Las tropas de al Assad comenzaron hace semanas con la ofensiva contra Alepo gracias a la ayuda de la aviación rusa enviada por Vladimir Putin. Tras reunirse con el jefe de ayuda humanitaria de la ONU, Stephen O'Brien, el embajador de Nueva Zelandia Gerard Van Bohemen ha declarado que los bombardeos rusos son una causa directa de la crisis en Alepo. 

Tanto Francia como el Reino Unido ya habían exigido a Rusia antes de la sesión del Consejo de Seguridad que cesaran los bombardeos y que se permitiera el acceso de la población a la ayuda humanitaria.

Anuncios
Anuncios

El embajador francés ante la ONU, François Delattre declaró "El régimen y sus aliados deben respetar sus obligaciones humanitarias: detener los bombardeos ciegos, levantar los estados de sitio y aceptar un acceso humanitario total". Asimismo ha afirmado que las operaciones militares en Alepo podrían enterrar el diálogo de paz que permanece suspendido a la espera de que el Gobierno de al Assad acepte las exigencias de la oposición de terminar con los asedios y bombardeos.

El diplomático francés también relató que no es un favor lo que le pide el Consejo de Seguridad, sino una obligación absoluta con el derecho internacional. La sesión del Consejo fue solicitada por Nueva Zelandia y España para tratar la suerte de los miles de refugiados provenientes de Alepo y bloqueados en la frontera con Turquía. 

Por su parte el embajador ruso Vitalí Churkin solo se ha limitado a subrayar que los bombardeos se están llevando a cabo de "forma transparente", advirtiendo en tono amenazante que algunos miembros del Consejo "han cruzado la línea" y que si tanto les preocupa Alepo, deberían hablar de Libia y Yemen.

Anuncios

#Siria #Derechos Humanos