Joaquín “El Chapo” Guzmán asegura que se está convirtiendo en un zombie, así lo declaró Juan Pablo Badillo, uno de sus abogados, en entrevista para una emisora mexicana.

El defensor del capo declaró que tras reunirse con su cliente el pasado lunes 13 de febrero este manifestó su malestar dentro del penal del Altiplano en el Estado de México, asegurando que no ha podido dormir porque los guardias lo despiertan cada dos horas para pasar lista cuando apenas está conciliando el sueño.

“Me despiertan para pasar revista, por favor, me están convirtiendo en un zombi, no me dejan dormir, ya lo que quiero es nada más que me dejen dormir”, dijo textualmente el narcotraficante a su defensor durante un encuentro que duró apenas 25 minutos.

Anuncios
Anuncios

Badillo explicó que Guzmán Loera se encuentra en una situación insoportable, porque lo despiertan con estridencia y esto hace que se sienta torturado.

En la entrevista el abogado exigió a las autoridades del penal “que se retire inmediatamente la tortura física y mental” que pesa sobre su cliente. Agregó, en tono amenazante, que todos los abogados del capo no descansarán hasta conseguir que Salvador Almonte Solís, director del penal de alta seguridad, quede preso.

Badillo relató que a José Luis González Meza, otro protector del “Chapo”, le facilitaron un escrito donde el narcotraficante se queja porque también lo tienen completamente incomunicado y los vigila un perro que le ladra mucho, por lo que no ha podido pegar los ojos.

“El can ya ladra menos. Ya se cansó el pobre animal, ya sintió que era tanta infamia”, apuntó el legista.

Anuncios

El defensor también denunció que “El Chapo” sólo tiene permitida la visita de un abogado por semana, en sesiones de media hora; tiempo que es insuficiente para tratar los asuntos relacionados con su amparo. Aseguró que con estas medidas se está violando el derecho constitucional del acusado para “nombrar a cuantos abogados desee” y tener el tiempo necesario para hablar tranquilamente sobre tantos asuntos.

Respecto a la posible extradición del narcotraficante a Estados Unidos, el abogado dijo que Guzmán Loera insiste en ser juzgado por las leyes mexicanas. Para lo cual su equipo de defensores solicitaron protección de la justicia, ya que el acusado no puede ser transferido sin un proceso judicial, “lo que también involucra protección contra maltratos psicológicos y físicos.”

El líder del “Cartel de Sinaloa” fue recapturado el 8 de enero y permanece recluido en el penal de máxima seguridad del altiplano en el Estado de México, de donde escapó a través de un túnel de 1.5 kilómetros en julio de 2015. #Gobierno #Narcotráfico