Este jueves 25 de febrero, Nicolás Maduro ha afirmado que no está dispuesto a aceptar imposiciones por parte de la Asamblea Nacional, y felicitó al bloque chavista por suspender la sesión parlamentaria celebrada para aprobar la ley de Producción Nacional.

La razón que alegó el presidente de #Venezuela fue la de defender los intereses del pueblo. En sus propias palabras: "Ellos saben que va a haber una rebelión popular, legítima y constitucional contra esa ley". Maduro defendió a los trabajadores del sector petrolero por haber interrumpido las intervenciones de la oposición al grito de: "¡La patria no se vende! ¡La patria se defiende!"

Para el mandatario, la ley es "vulgar y balurda", ya que uno de sus puntos es que el gobierno reconozca una deuda de varios millones de dólares.

Anuncios
Anuncios

La finalidad de la ley es la de la activación y fortalecimiento de la producción nacional. 

Henry Ramos Allup, el presidente de la AN, después de lanzar un par de advertencias, ordenó el desalojo de la bancada del Gran Polo Patriótico. Pero estos se negaron, contando con el apoyo del diputado diputado del PSUV, Francisco Torrealba. Finalmente Allup decidió suspender la sesión.

El presidente de la Asamblea aclaró por Twitter que la suspensión fue para evitar una confrontación debido a la violenta actitud de las barras oficialistas.

El diputado socialista del PSUV, Elías Jaua, criticó la actitud de Ramos Allup, juzgándolo de represión al pueblo.

Anuncios

Según el diputado, esto era algo que no sucedía desde hace 16 años. Sin embargo, El presidente de la AN, aseguró que entre los manifestantes había gente armada y reconoció a militares vestidos de civil. Por su parte, Franciso Torrealba, también diputado del PSUV agregó que ésta fue la primera victoria por parte del pueblo en contra de la Asamblea Nacional y que esta manifestación fue apenas una muestra de lo que puede suceder si la oposición sigue yendo contra las conquistas de "la Revolución".

La sesión ha quedado aplazada para el martes próximo, en la que se debatirá el proyecto de la Ley de Producción Nacional, con el fin de reactivar la industria de Venezuela.