El presidente de #Venezuela, Nicolás Maduro, ha terminado con los preparativos característicos de un país antes de entrar en guerra y ha pasado a la ofensiva. La semana anterior Maduro subió el precio de la gasolina en un 6.000%, lo que equivaldría a más de sesenta veces su valor anterior. Aun así el combustible venezolano sigue siendo el más barato del mundo. La subida en los hidrocarburos es preconcebida por la devaluación de la tasa oficial de cambio del bolívar del 37% con la que espera paliar las pérdidas de la compañía petrolera nacional de la que depende la economía venezolana.

El presidente Maduro ha liquidado las reservas de oro de las arcas del estado antes de emprender las ofensivas violentas.

Anuncios
Anuncios

El 16 de enero de 2016 se realizó una transacción, desde Deutsche Bank a Suiza, de 36 toneladas de oro. Aquí también estaría incluido el oro que tanto le costó a Hugo Chávez cobrarle a los países de la Unión Europea, que ahora ha vuelto a su lugar de partida. Las típicas medidas que tomaría un dictador antes de una guerra civil.

Ya son varias noches de terror vividas en las principales ciudades de Venezuela, donde grupos de paramilitares apoyados por el gobierno vagan por los barrios de clase media, disparando a la gente y asaltando los edificios de viviendas. Los asesinatos y arrestos de miembros de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro están siendo denunciados por Amnistía Internacional por ejecuciones extrajudiciales entre otros crímenes contra los #Derechos Humanos. Durante las protestas del día 20 al 24 de febrero la guardia nacional ha estado lanzando granadas de gas lacrimógeno a los edificios residenciales y en las redes sociales ya se han publicado vídeos de soldados disparando con fuego real y asesinando civiles.

Anuncios

La matanza contra el pueblo venezolano no está siendo retransmitida en los medios internacionales, incluso en una ciudad con más de medio millón de habitantes han bloqueado internet para que no se pueda transmitir información a las redes sociales como Facebook. Las ciudades venezolanas están sumidas en el completo caos debido a enfrentamientos armados por parte de los paramilitares como los tupamaros y otros grupos armados leales al gobierno de Maduro. Caracas, Valencia, Mérida, San Cristóbal, los Ruices, Barquisimeto y Acarigua son zonas de guerra actualmente. Se desconoce el número de muertos ya que desde los propios medios venezolanos como Caracas Chronicles se quejan de la falta de publicaciones en medios internacionales como New York Times. #Elecciones Venezuela