El jueves 4 de enero, en un acto masivo en Caracas, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió que desde diciembre del pasado año, tras ganar el control de la Asamblea, los dirigente opositores buscan la manera de acortar su mandato. Frente a esta situación afirmó estar preparado para impedirlo: "por las buenas o por las malas", llamando a los militares a dar un paso al frente.

El acto celebrado, era la conmemoración del fallido golpe de Estado liderado por Hugo Chávez en 1992, que por entonces era teniente coronel del ejéricto. En el discurso de cierre Maduro interrogó a la multitud: "¿El pueblo va a permitir que la oligarquía, que ganó la Asamblea Nacional por la confusión de un sector de nuestro pueblo, tome el poder político en Miraflores? Para eso nos estamos preparando, para no permitirlo ni por las buenas ni por las malas".

Anuncios
Anuncios

Varios líderes opositores, entre ellos el gobernador Henrique Capriles, solicitan acelerar la definición de una vía legal para destituir a Maduro del #Gobierno. Tras la muerte, de Hugo Chavez, Maduro ha asumido como presidente para el período 2013-2019. 

El presidente de #Venezuela reconoció que la oposición ha dado un falso golpe el 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias, y eso complica la situación. Pero confía en que el pueblo se está recuperando y está listo para la victoria. Paradójicamente, para superar las dificultades, ha convocado a los militares a entrar en acción y sumarse al "Congreso de la Patria", argumentando que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) es vital para este proceso. 

Dirigiéndose al pueblo, Maduro pidió que "no debe permitir que la oligarquía trunque este camino hermoso de revolución".

Anuncios

También argumentó que la dura crisis económica que atraviesa el país es culpa de un complot de la derecha nacional e internacional.

Según el mandatario venezolano, aunque en el último año ha tenido que esforzarse para pagar los sueldos de los ciudadanos, "al pueblo no le va a faltar nada"... excepto la libertad de elegir, claro está.