El aclamado boxeador Manny Pacquiao causó revuelo hace unas semanas, esta vez no por sus nocauts sino por las declaraciones que hizo en contra de la comunidad gay. El púgil, quien aspira a una silla en el senado de Filipinas, fue entrevistado por el canal local Tv5 junto a otros candidatos. Durante la plática se les pidió su opinión sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo, a lo que el deportista contestó que las personas homosexuales “son peores que animales”.

Durante la charla el boxeador dijo que se trata de sentido común pues hasta los animales saben distinguir entre machos y hembras. "¿Han visto a algún animal manteniendo relaciones entre macho y macho o entre hembra y hembra?" cuestionó.

Anuncios
Anuncios

Agregó que los animales sí reconocen las diferencias y nunca mantendrían relaciones con ejemplares de su mismo género, por eso son mejores.

Todas estas declaraciones se hicieron públicas en el portal web del canal. Al ser leídas, en Twitter se desató una ola de críticas contra Pacquiao, resaltando su falta de criterio y atacando su incapacidad para tratar temas relacionados con sectores vulnerables como la comunidad LGBT. Tachándolo de ignorante e hipócrita.

Fueron personalidades abiertamente homosexuales del medio del espectáculo en Filipinas quienes encabezaron las críticas y arremetieron contra el campeón de boxeo, quien ya tiene un lugar en la cámara de representantes.

Uno de los más indignados fue el presentador de tv José Marie Viceral, también conocido como Vice Ganda, quien escribió en su cuenta de Twitter que todas las personas que conforman la comunidad LGBT no son animales sino seres humanos.

Anuncios

“Tampoco son santos, pero recen por Pacquiao”, añadió.

El conductor publicó una foto del Papa Francisco y lo citó con la frase "Si una persona es homosexual y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar?", aludiendo a que el Pontífice, siendo el máximo representante de la Iglesia Católica, no condena a la comunidad gay.

Más tarde Pacquiao se disculpó vía Instagram. Aseguró no tener intenciones de herir a nadie y argumentó que él sólo mencionó lo que está escrito en la Biblia, citando un fragmento donde dice que todos irán al reino de los cielos menos los injustos, adúlteros, inmorales, y mucho menos los homosexuales. Con lo cual dejó todo como al principio.

Algo que atizó la indignación entre los ofendidos fue que la Iglesia Católica de Filipinas apoyó las declaraciones del boxeador. Jerome Secillano, secretario ejecutivo de la oficina de relaciones públicas del arzobispado en ese país, dijo que no se puede condenar a Pacquiao por haber citado un fragmento de la biblia. Sin embargo debe respetar a la comunidad homosexual, no juzgarlos, ni condenarlos.

Pese a que sus comentarios homófobos le costaron la cancelación de un contrato millonario con la marca Nike, el filipino mantiene su posición. "Mi error fue comparar a la gente con animales pero ustedes saben que dije la verdad", sostuvo en las redes sociales. #Gobierno #Racismo