Tanta cercanía, naturalidad y sinceridad a veces resulta polémica. 

No es la primera vez en la que la cercanía del #Papa Francisco da que hablar. Ya lo hizo cuando pidió que las familias no tuvieran hijos "como conejos", por ejemplo. Y lo ha vuelto a hacer. 

También al hablar sobre familias, Jorge Bergoglio ha dicho que ve adecuado y necesario que en las familias "vuele algún plato" en ciertas ocasiones. Lo importante es, eso sí, que los familiares se pidan perdón antes de que termine el día porque, de lo contrario, se crearía una situación casi bélica. 

El otro objetivo de las bromas del obispo de Roma han sido las suegras.

Anuncios
Anuncios

Han protagonizado dos chistes. Tras visitar a un niño enfermo, Jorge Bergoglio se preguntó, de un modo muy natural, delante de sus padres: "¿Qué marido y qué mujer no discuten y sobre todo cuando se mete la suegra?"

Asimismo, en otra ocasión distinta siempre en el mismo viaje de México, el pontífice latinoamericano habló de la Virgen como una mamá "buena". "Algunos dicen que no es suegra", terminó la broma. 

El papa pide que la Iglesia acoja a "todos los pecadores"

Los católicos de Italia se manifiestan para impedir el matrimonio homosexual #Humor