El Zika, un virus transmitido por mosquitos que se ha relacionado con la microcefalia, que es un trastorno neurológico del feto, está expandiéndose rápidamente a través de continente americano. En respuesta, una serie de países de América Latina han fomentado recientemente a las mujeres a no quedarse embarazadas por el  momento, para evitar que el virus afecte a sus futuros hijos.

"El consejo de algunos gobiernos a las mujeres a retrasar el quedarse  embarazadas, ignora la realidad de que muchas mujeres y niñas simplemente no pueden ejercer control de quedarse embarazadas o no, especialmente en un entorno donde la violencia sexual es tan común", dijo el  Alto Comisionado de la #ONU para los Derechos Humanos Zeid Ra'ad Al Hussein en un comunicado el viernes.

Anuncios
Anuncios

Para aquellos que siguen la implicación de la ONU en la política internacional de los derechos de aborto, esto no es ninguna sorpresa. Funcionarios de la ONU han instado a los países a levantar las prohibiciones restrictivas sobre el aborto, declarando que violan los tratados de derechos humanos.

El anuncio de la ONU se produce un día después de que un juez en Brasil fue en contra de la corriente ideológica principal del país contra el aborto al anunciar que va a permitir a las mujeres interrumpir un embarazo en casos de microcefalia.

Lo abortos están actualmente fuera de la ley en Brasil, a excepción de los casos de violación, anencefalia (una versión más extrema de la microcefalia, donde un bebé muere a menudo en la infancia), o cuando la vida de la madre está en peligro. Algunos legisladores conservadores incluso han empujado para hacia una regulación aún más estricta  para estas excepciones.

Anuncios

"Sé que esto es muy difícil ya que el tema es nuevo y está muy contaminado por influencias religiosas.  Requiere una debate a fondo." dijo el juez Coelho de Alcântara. "Pero mi posición es que el aborto para la microcefalia se debe permitir."

Esta es exactamente la reacción que los  defensores de la salud de las mujeres internacionales han estado esperando - pero creen que sería una posibilidad muy remota. Conservadores gobiernos latinoamericanos han reprimido históricamente cualquier esfuerzo para levantar o flexibilizar la prohibición de aborto - es decir, hasta ahora.

"Los temores sobre el virus Zika nos están dando una abertura única para desafiar a los fundamentalistas religiosos, que ponen la vida de miles de mujeres en situación de riesgo en Brasil cada año, para mantener unas leyes que pertenecen a la Edad Media," dijo Silvia Camurça, una directora de SOS Corpo , un grupo feminista en Brasil, al New York Times.

En el raro caso de los países afectados por Zika en los que sí se ofrece el aborto legal, las mujeres están aún peleando contra ataduras innecesarias.

Anuncios

En Colombia, por ejemplo, ya es legal abortar a un feto que tiene deformaciones que ponga en peligro su vida, como la microcefalia, pero pocas mujeres tienen conocimiento de esta opción y pocos doctores se pondrían de acuerdo en realizar la operación.

La ONU tiene como objetivo levantar estas barreras.

"Los servicios médicos deben de ser realizados de forma que garanticen un consentimiento pleno por parte de la mujer, respete su dignidad, asegure su privacidad, y sea responsable con sus necesidades. ", concluyó el Comisario. "Las leyes y políticas que restrinjan el acceso a estos servicios deben de ser revisadas urgentemente, para tenerlas en línea con los derechos humanos en orden de asegurar el derecho a la salud en toda su extensión". #Enfermedades