La #ONU (Organización de las Naciones Unidas) luego de haber estudiado el caso de Julian Assange, consideró que su detención es arbitraria.

Julian Assange, fundador de WikiLeaks y considerado por la revista Time como el “hombre del año” ha estado resguardado desde el año 2012 en la embajada ecuatoriana de Londres, luego de haber sido acusado de varios delitos entre ellos presuntos delitos sexuales y acceso ilegal a varias computadoras. El grupo de trabajo de la ONU dictaminó que el australiano Julian Assange, ha sido privado de su libertad de forma arbitraria por los Gobiernos del Reino Unido y Suecia, y pidió a estos países que pongan fin a su acusación.

El Reino Unido rechazó la decisión de los expertos de la ONU manifestando que ésta no tiene peso legal.

Anuncios
Anuncios

El grupo de la ONU instó a poner "fin a la detención arbitraria de Assange" y además que tiene derecho a una retribución.

El ministro de Exteriores británico, Philip Hammond calificó de absurdo el dictamen hecho por la Organización de la Naciones Unidas y aseguró que Julian Assange continúa siendo "un fugitivo de la justicia”. Las autoridades británicas dijeron que Assange seria detenido sí decide abandonar la sede de la embajada.

 Assange ha sido un autodidacta en la programación de software libre creando en el 2006 una de las páginas web más polémicas: WikiLeaks, donde se han publicado documentos no rastreados y denominados documentos secretos y donde se enfocan en publicar documentos no éticos por parte de algunos gobiernos y empresas que nunca sacarían a luz pública.

Julian Assange en video conferencia agradeció a la ONU por la decisión y la consideró una reivindicación por parte del grupo de trabajo. 

El canciller del ecuador Ricardo Patiño expresó en rueda de prensa y fijó su posición en el tema manifestando que se debe respetar la decisión de la ONU.

Anuncios

Así mismo rechazó la negación de un examen médico que se le prohibió a Julian Assange y dijo estar en contra de la violación de los derechos humanos de los gobiernos del Reino Unido y Suecia. #Derechos Humanos