Una nube de polvo venida del continente africano ha cubierto los cielos de la península desde el pasado domingo. La nube, visible desde el espacio como podemos observar en la fotografía tomada por Tim Peake de la Agencia Espacial Europea (ESA), que publicaba el siguiente tweet “A large cloud of sand and dust hangs over #Spain and #Portugal today— Tim Peake” (Una gran nube de arena y polvo cubre España y Portugal hoy)

La nube no solo ha tornado el paisaje azul sobre nuestras cabezas de un tono parduzco sino que ha hecho elevarse los niveles de contaminación en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

En Barcelona la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica, también conocida como Xvpca, instó a la Generalitat a reducir el límite de velocidad permitido.

Anuncios
Anuncios

Otras medidas tomadas en la ciudad incluyen la reducción de las emisiones por parte de las eléctricas y aconsejar, sobre todo a todo aquel que tenga problemas cardiovasculares o respiratorios, a no hacer deporte al aire libre hasta que pase la nube.

Para hacernos una idea de a magnitud de este fenómeno, 23 estaciones de medición de la contaminación en Cataluña superaron el límite de 50 microgramos y casi la mitad de estas superaron los 80 microgramos. Con la lluvia una campa de polvo roció los coches de la zona. En Madrid la capital se despertó con el cielo tapado por una capa parecida al habitual manto de contaminación que cubre la ciudad.

Este tipo de fenómenos  en forma de nube de polvo, conocido como calimas, son más comunes en las Islas Canarias. Las temperaturas impropias del invierno que se venían disfrutando en la península se debían a los vientos cálidos venidos de África.

Anuncios

Estos vientos calientes trajeron polvo levantado del continente vecino hasta la península y los archipiélagos. La calima está provocada por la mezcla ente las bajas presiones atmosféricas en el sur de la península y las altas presiones en el Mediterráneo, que atraen polvo en suspensión desde el desierto del Sahara.  A pesar de ser un fenómeno más frecuente en las Islas Canarias ya pudimos observarlo el pasado Mayo de 2015, cuando varias ciudades españolas experimentaron temperaturas superiores a los 40 grados. #Unión Europea #Política Madrid #Automovilismo