La nueva planta solar de Marruecos presume ser la más grande del mundo cuando este complete. Producirá suficiente energía para un aproximado de 1 millón de hogares para el 2018; reduciendo considerablemente las emisiones de carbón con un estimado de 760,000 toneladas por año.

 

Marruecos ha comenzado a construir la planta solar termoeléctrica en la ciudad de Uarzazat, famosa por sus paisajes utilizados en películas de Hollywood.

 

El pasado 4 de febrero su majestad Mohammed VI de Marruecos presiono el botón para la primera de tres fases del proyecto de esta superestructura.

 

La planta solar llamada el complejo Noor, utiliza concentración de energía solar (CSP) en sus siglas en inglés que es más caro de instalar que los paneles fotovoltaicos ampliamente usados, pero a diferencia de ellos, permite el almacenamiento de energía para las noches y los días nublados.

Anuncios
Anuncios

 

Los espejos utilizados para esta planta solar, concentran la luz del sol y calientan un líquido especial, que, cuando se mezcla con agua alcanza alrededor de 400 grados centigrados. El vapor que se produce a partir de este proceso impulse una turbina y genera energía eléctrica.

 

Los combustibles fósiles importados proporcionan actualmente el 97 % de las necesidades energéticas de Marruecos, según datos del Banco Mundial. Como resultado, El País tiene mucho interes en diversificar y comenzar a utilizar la energía renovable. El pais africano invirtió un aproximado de 9 millones de dolares en el proyecto.

 

La meta de utilizar la energía renovable ha sido una de las razones por la cual Marruecos fue elegida como la sede de lo que será la próxima conferencia sobre el cambio climático de las Naciones Unidas en noviembre del 2016.

Anuncios

 

Uno de los principales propósitos de esta planta de energía solar es reducir las emisiones de carbón y la dependencia que se tiene con los combustibles fósiles, se espera que la planta aumente la cuota de energía renovable en la generación total de electricidad del 13 % al 42 %. También se espera que tenga un impacto positive en los alrededores del país africano. Aproximadamente 590,000 personas viven en la ciudad de Ouarzazate a 10 kilometros del sitio de la planta solar.

 

La tasa de pobreza que hay en el país es de un 23 %, pero la esperanza es que la energía más limpia y mejor suministro reducirá la aparición de parpadeo bombillas y de equipo hospitalario que no funciona de la manera correcta. #Calentamiento global #Energías renovables #Ecología