Canadá se ha destacado como un destino receptor de inmigrantes alrededor del mundo, y por la variedad de programas que maneja tanto su gobierno federal como las provincias confirman la importancia del recibimiento de profesionales, inversionistas y mano de obra extranjera. Sin embargo, la isla de Cape Brenton ha tomado una iniciativa más provocadora: atraer a los detractores del controvertido aspirante republicano a la presidencia de los Estados Unidos Donald Trump.

Este idílico rincón localizado en el extremo nororiental de la provincia de Nueva Escocia, ha pensado en sus vecinos del sur que adversan la idea de vivir bajo un posible mandato presidencial del magnate norteamericano, por lo que ha iniciado una campaña para invitarlos a mudarse a este lugar rodeado de ballenas, acantilados impresionantes y habitantes con ascendencia gaélica.

Anuncios
Anuncios

El sector turístico de Cape Breton y la labor intensiva de un disc jockey se han puesto en marcha para promocionar las bondades de la isla canadiense, desde la gastronomía y maravillas naturales hasta las ventajas de atención social propias de su sistema nacional, enfatizando en la vida multicultural y liberal del país del hockey sobre hielo y el jarabe de arce; después de todo, no en cualquier parte promocionan la posibilidad del derecho de abortar o del recibimiento agradable para ciudadanos de países musulmanes.

Las 300.000 visitas que recibió el sitio web durante las últimas semanas parecen confirmar el interés que ha activado esta campaña de promoción. No es de extrañar que entre los curiosos se encuentren integrantes de minorías étnicas y culturales en Estados Unidos como latinos que vean con preocupación en creciente ascenso de Trump en la carrera por la presidencia y consideren la idea de abandonar el país norteamericano.

Anuncios

Cape Breton if Donald Trump Wins, el website promotor de esta oferta refuerza los atractivos culturales y turísticos de la isla, e incluso presume de ser un lugar más “cálido” que el resto de Canadá, acercándose más al clima del noroeste de Estados Unidos.

La página web también enfatiza en la necesidad de solventar la baja población de la isla, pero comenta poco o nada sobre las posibilidades de empleo de Cape Breton. Sin embargo, las características de este territorio podrían brindar oportunidades de trabajo en sectores de agricultura, pesca, industria marítima y turismo.

La oferta podría estar relacionada con el programa de inmigrantes calificados nominados por Nueva Escocia (NSNP) que busca trabajadores calificados  con diploma post-secundario bajo el brazo y un mínimo de dos años de experiencia laboral. Esta vía de inmigración a Canadá no es muy conocida en comparación con otras como el Programa Federal o el de Quebec, pero Cape Breton podría ser la mayor entrada de inmigrante para la provincia marítima hasta ahora, dependerá esto en parte si Donald Trump tiene o no éxito con sus ambiciones por tomar el control de la Casa Blanca. #Inmigración #Calidad de vida #Emigración