Pareciera que lo que vemos en los noticiarios a diario sobre Alepo y Homs tras la guerra, son dos ciudades en ruinas llenas de mercenarios del #Estado Islámico, las tropas de Al-Assad y los rebeldes escupiéndose balas entre ellos. Como siempre hubiese sido así.

El enorme desplazamiento de refugiados desde Siria al viejo continente tiene a Europa "superada", culpados de abusar contra un millar de mujeres en la estación de trenes de Colonia (Alemania), despojados de sus pocas pertenencias materiales a cambio de ayuda por parte de algunos gobiernos como el danés. Los refugiados sirios son a diario criminalizados allá donde van como si fueran violadores y delincuentes, y la realidad no puede ser más distante.

Anuncios
Anuncios

Resulta cruel saber que nadie quiere a la gente proveniente de un lugar donde según los registros, fue uno de los primeros asentamientos humanos, donde floreció una de las primeras civilizaciones y donde, entre otras cosas, se inventó el alfabeto. Son maravillosas las imágenes que Carlos Sieiro del Nido, un profesor retirado de la UAM madrileña, tiene colgadas en internet de su viaje por Siria, y son un documento sin igual que muestran a una Siria de ciudades hermosas, llenas de parques y áreas verdes, ruinas ancestrales y una actividad comercial como cualquiera de esas donde los sirios son diariamente humillados sin razón alguna.

Alepo y Homs son la segunda y tercera ciudad más importantes de Siria tras Damasco, la capital. Homs junto a Palmira y Petra era la tercera parada de la Ruta de la Seda.

Anuncios

Alepo es uno de los asentamientos humanos más antiguos del mundo. Urbana y cosmopolita, era clave en la economía de la zona por ser enlace entre Mesopotamia y Egipto. 

De aquello hoy no existe nada. Los bombardeos, los tanques y las balas han hecho desaparecer Homs, Alepo y Palmira. Difícil debe resultar entender para todos esos refugiados en Europa, nacidos y crecidos en la Siria fotografiada hace sólo 6 años atrás por Sieiro del Nido cómo han cambiado las cosas, y por qué les ha tocado a ellos. No lo merecían. El video recién difundido por "Russia Works" y filmado por un dron muestra el impactante estado en que ha quedado la ciudad de Homs. Ver las imágenes de la ciudad antes y después de la guerra, quita la respiración y pone por un instante, a cualquiera que lo vea, en los pies de esos miles de refugiados. Es un ejercicio de humildad y empatía con esos cientos de miles de personas que lo han perdido todo. #Terrorismo #Inmigración