El Gobierno de Italia lleva desde hace más de un año y medio intentando sacar adelante una ley sobre las uniones civile shomosexuales, que no son legales en el país. 

El primer ministro, Matteo Renzi, del Partido Democrático, reconoció que es una de las tareas pendientes y uno de los deberes para el año 2016. El debate comenzó a principios de año. Pero después de varias idas y venidas, la discusión se pospuso una semana. 

Al término de este tiempo, el Movimiento Cinque Stelle se descolgó del bando del primer ministro, que ya no cuenta con los votos necesarios para sacar su ley adelante. 

Todo apunta a que las uniones civiles homosexuales se aprobarán.

Anuncios
Anuncios

Pero la otra gran propuesta, la de que los homosexuales puedan adoptar al hijo biológico de su pareja, ya queda fuera de las negociaciones. Varios ministros italianos se habían mostrado en contra y habían afirmado que podría fomentar los vientres de alquier y la maternidad subrogada. 

Una gran parte de la sociedad italiana considera que es el momento de avanzar en las uniones homosexuales, pero el debate político parece, de nuevo, congelado. 

Las polémicas e incomprendidas bromas del Papa Francisco

Los indígenas, los más olvidados y los más desfavorecidos en México #Crisis #Derechos Humanos