Para conseguir máquinas más similares a nosotros, y para mejorar nuestro consumismo la próxima generación de ordenadores serán capaces de interpretar las sensaciones y emociones. ¿Deberíamos estar preocupados?

Imagina que un amigo virtual puede leer tus pensamientos para saber en qué estado de ánimo te encuentra y decir lo correcto en el momento adecuado: una muestra de empatía, siempre atentos a la longitud de onda.

Podría ser un sirviente para el hogar como Jarvis, el mayordomo electrónico de Iron Man, pero también una versión avanzada de Siri (iPhone), o Cortana u otros caracteres digitales que habitan en nuestros smartphones.

Anuncios
Anuncios

Pero también podría llegar a ser intrusivo y hacerte caer en tus debilidades para que compres productos y servicios. ¿Un ejemplo? Después de las vacaciones has engordado unos cuantos quilos...un "haga clic aquí" con cupones descuento para ir al gimnasio de abajo o imágenes de productos que te hacen bajar de peso serían tu perdición.

Todas las tecnologías necesarias para realizar estos escenarios ya están disponibles. Bienvenidos al nuevo Internet de las emociones, un sistema de algoritmos capaces de interpretar las señales fisiológicas del cuerpo humano - la expresión facial, el tono de la voz, el ritmo cardíaco, sudoración ... - y traducirlos en emociones, sentimientos y percepciones.

Apple, por ejemplo, recientemente ha adquirido Emotient, líder en tecnología de reconocimiento facial.

Anuncios

La próxima versión de Siri será realmente capaz de darnos sugerencias a medida, no sólo como consumidores sino también como portadores de emociones.

El verdadero problema es que las máquinas y los algoritmos no serán capaces de sentir emociones, sino sólo emularlos para que su interacción con los seres humanos den una respuesta positiva.

El juego justo acaba de comenzar y esta vez un gran riesgo son principalmente las empresas si traicionan a los consumidores que hacen uso indebido de la información. La cuestión va mucho más allá de la privacidad, aquí se trata de utilizar un software que fotografía lo más íntimo de nosotros mismos, sentimientos y emociones. #Estados Unidos #Emprendedores