Una de las dictaduras más férreas y sangrientas de América Latina fue perpetrada por Augusto Pinochet Ugarte (Valparaíso, 1915) en Chile tras quitar el poder el presidente Salvador Allende en 1973. Bajo un manto de detenciones, asesinatos y torturas, el régimen militar duró hasta el año 1990, trauma del cual Chile aún no logra salir y que sigue polarizando a su población. 

Uno de sus ex agentes fue Andrés Valenzuela, hoy nacionalizado francés y residente en el país galo tras treinta años en el exilio. Valenzuela fue reclutado por los servicios de seguridad del dictador con 18 años de edad y tomó parte de decenas de secuestros y torturas contra los opositores al régimen.

Anuncios
Anuncios

Su participación consistía en cooperar con los utensilios de tortura y la reducción de las personas amarrándolas o tapándoles los ojos.

Ahora Valenzuela regresa a Chile para prestar declaraciones ante los tribunales de justicia y narrar historias de secuestros y torturas hasta ahora inéditas en el país que cortan la respiración. El ex agente narra cómo los detenidos antes de ser fusilados eran obligados a cantar "Venceros", himno de la Unidad Popular. La agencia alemana DPA ha revelado que Valenzuela entregó a la justicia chilena documentos sobre decenas de represores y su propio papel en la represión de la dictadura. 

Valenzuela ha entregado a los jueces nombres y apellidos de mujeres, civiles, militares y agentes de la policía, todos miembros del conocido "Comando Conjunto", ex unidad de persecución militar que cuenta entre ellos, según sus informes, con César Palma, miembro del movimiento de extrema derecha "Patria y Libertad".

Anuncios

Ha revelado también que muchos de los miembros fueron asesinados enterrados en una zona montañosa a cincuenta kilómetros de Santiago, la capital. 

El ex agente, hoy convertido en camionero, dice no sentirse atemorizado de que antiguos compañeros quieran asesinarlo. En los próximos días seguirá prestando declaración ante el poder Judicial chileno con el fin de encontrar y sentar en el banquillo de los acusados a otros torturados.Lea también DOS ANCIANAS DE 80 AÑOS BUSCAN EL GOYA PARA CHILE o LIBRERO DE PEQUEÑO PUEBLO GANA PREMIO NACIONAL DE POESÍA EN CHILE#Derechos Humanos