Los pañales con lunares para gallinas se han convertido en un negocio por valor de millones de dólares. Lo explica así Julie Baker, creador de Pampered Poultry, "gallinas viciadas".

Luchando por la caca que sus "pollos domésticos" dejaban continuamente alrededor de la casa Baker decidió coser para ellos un pañal de tela justo a su mida que incluso está equipado con dos botones. Una cosa llevó a la otra, y al final, llegó a convertirlo en un negocio para que todas esas personas que se encontraban en su misma situación pudieran tener una solución a mano.

De hecho, aquí nos puede parecer una locura pero si pensamos en que en los Estados Unidos las estadísticas muestran que un número creciente de familias están reemplazando a los gatos y los perros por los pollos y gallinas como mascotas quizás no nos suene tan raro...o sí, sigue siendo extraño.

Anuncios
Anuncios

De todas formas, el negocio está saliendo rentable. "Muchos de mis clientes los utilizan como ropa. Ellos quieren que presenten un buen aspecto como gallinas," dice Julie, de Claremont, que ahora vende de 50 a 100 pañales por semana. ¿Hasta dónde iremos a parar?. 

Su tienda, que la podéis encontrar por Internet, también vende sillas de montar: "no es necesario montar los pobres #Animales, sino que sirven para protegerlos de gallos durante el apareamiento, cuando se agarra a la hembra por la parte posterior y tira de las plumas.", cuenta Baker.

Pero aunque parezca mentira, Julie no es la única que vende este tipo de pañales. Sólo necesitas hechar un vistazo rápido por la red para darte cuenta de ello. Existe una gran afición y demanda que para muchos seguro que era totalmente desconocida hasta día de hoy...

Anuncios

Derek Sasaki y Traci Torres, marido y mujer, por ejemplo, han transformado el accesorio en una empresa multimillonaria con MyPetChicken.com donde los pañales no son más que una pequeña parte de las ventas junto con los alimentos especializados, accesorios y gallineros. Tal vez no todas las gallinas vayan a estar contentas, pero en los Estados Unidos es el precio que hay que pagar para poder entrar en una casa y para cumplir con los estándares estéticos humanos...pobres animales. #Estados Unidos #Emprendedores