Usar lápiz y papel es mejor que el ordenador. Así lo afirma un estudio de la Universidad de Princeton, según la cual las notas que se cogen con la mano nos ayudan a recordarlos mejor más adelante. Un axioma hecho a partir de una observación de estudiantes americanos que están acostumbrados a llevar ordenadores a clase para mejorar el rendimiento académico.

Los ordenadores portátiles permiten que los estudiantes participen más en actividades online, compartan documentos y proyectos, accedan a la información de Internet y tomen más notas. Además los estudiantes son capaces de escribir mucho más rápido de lo que escribirían a mano,y aquellos que usan ordenadores portátiles en clase tienden a tomar más apuntes que los que escriben con bolígrafo y papel.

Anuncios
Anuncios

Leyendo esto parece que tenga que ser mejor usar ordenadores...pero no es oro todo lo que reluce. Sí, nadie puede negar que tenga ventajas como coger apuntes más completos pero parece ser que los estudiantes que utilizan papel recuerdan mucho más aquello que escriben.

A través de tres experimentos, Pam Mueller y Daniel Oppenheimer - que dirigieron la investigación - se interrogó a una muestra de estudiantes para poner a prueba su memoria, su comprensión conceptual y su capacidad para sintetizar y generalizar la información. En resumen, escribir ayuda a memorizar aquello que necesitas saber y eliminar la información no necesaria.

Los investigadores dividieron a una clase en dos grupos distintos. A un grupo se les dio papel y lápiz y al otro un ordenador portátil. Ambos tuvieron que asistir a una conferencia y coger apuntes. Después de la reunión, los chicos fueron interrogados sobre los temas cubiertos en la conferencia y reveló que lo que las preguntas cuya respuesta se basaban únicamente en la memoria los resultados fueron similares para ambos grupos, mientras que en las cuestiones conceptuales aquellos que usaban papel habían conseguido resultados mucho mejores.

Anuncios

"Los estudiantes que utilizan el ordenador portátil cogían prácticamente palabra por palabra, la transcripción de la lección - explica Mueller - pero como escribimos más lentamente a mano, los que tomaron notas con la vieja forma de hacerlo tenían que ser más selectivos, incluyendo sólo la información que consideraban más importante. Esto les permite estudiar el contenido de manera más eficiente ".

En el segundo experimento, Pam Mueller pidió a los estudiantes que tenían los ordenadores evitar escribir literalmente los conceptos explicados, pero su respuesta es que les resultaba muy difícil hacerlo.

En el último experimento el psicólogo pidió a ambos grupos estudiar sus notas para pasar una prueba que se llevaría a cabo la semana siguiente. Los mejores resultados siguieron siendo de los que cogieron apuntes a bolígrafo.

"Nos quedamos muy sorprendidos por el hecho de que los que han utilizado la pluma y el papel ha tenido más éxito en este caso - concluyó - a pesar de tener una menor cantidad de información que los que usan ordenadores."

¿Con qué método de aprendizaje te quedas tú? #Investigación científica