El pasado día 5 de febrero se registró una gran erupción en el volcán de Sakurajima, al suroeste de Japón. La explosión generó una columna de humo y cenizas de más de 2 kilómetros de altura y emanaciones de magma.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) declaró el tercer nivel de alerta de un total de 5, lo que implica la recomendación de no acercarse al volcán y el desalojo de unas pequeñas aldeas por precaución. Según la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial, la actividad volcánica viene acompañada de flujos piroclásticos, una mezcla entre gas volcánico con vapor de agua a altas temperaturas y partículas sólidas. El radio de acción de las cenizas es de unos 2 kilómetros aproximadamente, pero podría aumentar si se intensificase la acción volcánica.

Anuncios
Anuncios

Si tal hecho ocurriese, tendríamos entonces dos puntos críticos. Uno sería la ciudad de Kagoshima, que se encuentra a una distancia del volcán de 8 kilómetros aproximadamente y cuenta con una población de unos 600.000 habitantes. Por otro lado, a unos 50 kilómetros de distancia, se encuentra la central nuclear de Sendai, que volvió a la actividad después de 2 años de apagón nuclear para revisar los protocolos de seguridad como consecuencia del accidente nuclear de la central de Fokushima, gravemente afectada después del terremoto y tsunami del 2011, que arrasó la costa sur de Japón. Según la empresa operadora en la central Sendai, descarta que pueda haber afectación alguna a las instalaciones, incluso si se diera una erupción a gran escala del volcán Sakurajima. Organizaciones antinucleares y Greenpeace han mostrado su desacuerdo ya que creen que el análisis realizado por la empresa es erróneo y podría existir un gran peligro.

Anuncios

El volcán de Sakurajima es uno de los 110 volcanes activos de Japón, que se encuentra dentro del anillo de fuego del Pacífico. En 2009 y 2010, tuvo una gran actividad, contabilizandose 548 y 550 erupciones respectivamente. En 2013, una gran erupción provocó una nube de humo y cenizas de unos 5 kilómetros de altura. #Ecología #Accidentes