El cólera, la malaria, el sarampión, la meningitis, el dengue y el Ebola no sólo representan una emergencia médica sino también una amenaza para la seguridad mundial, escribe el New England Journal of Medicine.

Todos los ojos están puestos en el virus Zika y las noticias van llenas de temas relacionados con este virus estos días. Pero hay otras #Enfermedades infecciosas que podrían dar este año miles de situaciones de emergencia con un impacto no sólo en la salud de las personas, sino también en la economía de muchos países e incluso la seguridad global.

Ahora se habla mucho del Zika porque es una infección "nueva", o mejor dicho, casi desconocida a nivel mundial en comparación con el resto de epidemias que ya son conocidas de hace tiempo.

Anuncios
Anuncios

Pero no por ello dejan de ser importantes y peligrosas. Pero sólo son noticia si afectan a los países de Occidente como el de las vacas locas, el influenza aviar o el porcino (que por cierto ha comenzado a circular en Europa dando más de una víctima), el SARS (síndrome respiratorio agudo severo), o incluso el Ébola más centrada en la zona de África.

El miedo del zika está en que afecta a los niños con casos de microcefalia,y también parece estar relacionado con la aparición del síndrome Guillai-Barré (que en algunos casos provoca parálisis), y conlleva un riesgo de infección (no se sabe aún la repercusión) de transmisión sexual,a parte de ser una gran amenaza para los #Estados Unidos y poner en peligro la participación de los próximos Juegos Olímpicos.

¿Pero que ocurre en este momento con el cólera, la malaria, el sarampión, la meningitis y otros virus y parásitos como el Ébola, el dengue y la leishmaniasis? Médicos Sin Fronteras (MSF) advierte del riesgo de posibles brotes de este año. Se está discutiendo en Davos, durante el último Foro Económico Mundial y la Comunidad Científica Internacional, para desarrollar recomendaciones para hacer frente al peligro de la propagación de ciertas enfermedades infecciosas.

Anuncios

Las infecciones nombradas no se oyen tan a menudo porque afectan principalmente a África y el ser humano es bastante egoísta por naturaleza pero paremos a pensar en la globalización, esto hace que cualquier enfermedad se propague rápidamente. De hecho el Zika, en Europa no es más que una enfermedad importada. 

Según Mónica Rull, profesional de salud que opera en MSF, junto con las medidas preventivas (a menudo las intervenciones ambientales no son suficientes y las vacunas (que no están disponibles en cantidades adecuadas), se facilitará a los países de mayor riesgo, los recursos para construir sistemas de respuesta eficaz a las emergencias. ¿Cómo? Incrementando las responsabilidades de infraestructura y de salud.

Hay que hacer un enfoque sobre la educación sanitaria en las comunidades locales. Si se produce una emergencia, se debe responder a tiempo, con cuidado, de forma rápida y gratuita para las personas afectadas.

Hoy en día, la aparición de nuevas epidemias depende de ciertos fenómenos como el hacinamiento en las grandes ciudades o viajes, tanto de mercancías.  #Unión Europea