El cierre está previsto para el día 26 de marzo. Además, también se ha decidido que para el día 20 del mismo mes deje de imprimirse también, lógicamente, la edición dominical, el "Independent on Sunday". Aunque estará disponible en #Internet, en formato digital, esta drástica decisión supondrá, probablemente, el despido de aproximadamente cien personas.

The Independent fue fundado en 1986 por tres ex-periodistas de "The Daily Telegraph", lo cual lo sitúa, entre las existentes en el Reino Unido, en la cabecera más joven. Su eslogan, "Independent. Lo es, ¿lo eres tú?", resultaba atractivo y algo provocador para la época, y quizá tuvo mucho que ver en la fuerte acogida que tuvo entre los lectores.

Anuncios
Anuncios

Transcurridos sólo cuatro años desde su fundación, el periódico estaba vendiendo más de 420.000 ejemplares diarios, frente a los aproximadamente 40.000 -aparte suscriptores- que ahora adquieren a pie de quiosco sus lectores más fieles, cuando el periódico está a punto de convertirse en un cadáver analógico. Ésta es la dura realidad de las #Empresas. Nació como una cabecera generalista, situada en cuanto a tendencia a la izquierda, y con una clara actitud que iba en contra de todo lo establecido. No en vano se hizo con el apodo "the Indie", en su edición diaria, y "the Sindie", en la de los domingos. Pero "The Independent" no desaparecerá exactamente del todo, sino sólo en papel lo que, por contrapartida, lo sitúa en el primer diario importante británico que estará disponible sólo en versión digital.

Anuncios

El propietario del periódico, Evgeny Lebeder, hijo de un millonario ruso ex-jefe del KGB, está convencido de que las tendencias entre los lectores están demostrando, con toda claridad, que el futuro está en la prensa digital. Y añade que "...la decisión preserva la marca "Independent" y nos permite continuar invirtiendo en contenido editorial de alta calidad que atrae más y más lectores a nuestra plataformas digitales..."

Es un hecho que la prensa escrita a la vieja usanza está atravesando momentos muy difíciles. Aunque se trata de un viejo debate nacido desde hace ya muchos años, la dolorosa evidencia desaconseja pasar por alto los cambios revolucionarios que se han producido desde la aparición de Internet, las constantes adaptaciones al nuevo medio a las que se han tenido que someter todas las empresas y todo lo que ello comporta.

Después de tres décadas, los pocos lectores que aún se mantienen fieles a esta cabecera tendrán que acostumbrarse a encontrar un espacio vacío en la estantería de su quiosco habitual. "The Independent" desaparece en su edición en papel, aunque estará presente en las pantallas de sus teléfonos móviles, tablets y ordenadores, junto a los iconos de sus #Redes Sociales preferidas. Renovarse o morir.