Intentaban llegar a Europa para encontrar una vida mejor pero quien sabe la suerte que habrán podido correr estos pequeños. Nadie sabe dónde están. Los informes de Europol (unidad de lucha contra la delincuencia en la Unión Europea) reportan que en estos últimos 2 años, 10.000 #Niños migrantes han desaparecido tras llegar a Europa. Ha sido la primera vez que Europol ha facilitado estos datos y añadiendo que estos jóvenes podrían estar siendo utilizados o esclavizados por mafias de explotación sexual.

Datos aportados por la ONG save the children estiman que 26.000 niños migrantes entraron a Europa solos, sin acompañantes de su familia.

Anuncios
Anuncios

Brian Donald, jefe de gabinete de Europol, afirma que no todos estarán siendo explotados, simplemente no saben dónde están, que hacen, o con quien están. De los millones de inmigrantes que atravesaron nuestras fronteras este 2015, alrededor de unos 300.000, son menores de edad.

En los campos de refugiados es donde han empezado a saltar todas las alarmas, grandes números de niños sin acompañantes han desaparecido sin dejar rastro. Funcionarios italianos en Mayo, anunciaron que en el verano de 2014, 5.000 niños desaparecieron de los centro de acogida de inmigrantes. En Trelleborg, al sur de Suecia, al menos 1000 menores sin acompañante se esfumaron en un solo mes. Desde Europol afirman que muchos de los jóvenes podrían haberse extraviado después de alcanzar Grecia. Donde ha habido muchas críticas a las autoridades por no registrar adecuadamente las entradas de todos los migrantes que llegaban por mar.

Anuncios

Fabio Sorgoni, trabajador de una ONG italiana, cuenta que a los menores se les permite salir de los centros durante el día por ley, lo que facilita que puedan caer en manos de explotadores o el crimen organizado. Además los centros no tienen traductores suficientes para hablar el idioma de los niños y tampoco se emplea personal con experiencia en detectar casos de abuso infantil. Por estas causas y al sentirse inseguros muchos menores huyeron de los centros refugiándose en la nocturnidad de las calles. Las bandas criminales dedicadas al tráfico de seres humanos tienen en su punto de mira a los refugiados, especialmente a los niños. #Inmigración #Racismo