Continúan los intensos atentados terroristas en las regiones centrales musulmanas de medio oriente, luego de que el día de ayer 25 de febrero fuentes oficiales confirmaran el ataque a una mezquita chiíta en Rasul al Azam, al noreste de la capital iraquí, en donde 15 personas perdieron la vida y 20 más resultaron gravemente heridas luego de que un kamikaze hiciera estallar un artefacto explosivo adherido al cuerpo entre los fieles que se retiraban del servicio eclesiástico, seguido de una segunda detonación mientras policías atendían a las primeras víctimas mortales.

Se presume que dicho ataque se debió a un intento de boicot contra una protesta encabezada por el clérigo chiíta y líder del Ejercito Menhdi, Moqtada al Sadr que se tenía prevista para el día 26 de febrero con el fin de exigir a las autoridades mejoras en los servicios públicos del país y un alto a la corrupción. 

Sin embargo, hasta el momento ninguna organización terrorista se ha atribuido el atentado, pero se sospecha que quizá se trate de alguna célula de ISIS o Daesh, o de militantes sunitas, enemigos por tradición de las etnias chiítas, quienes tienen una fuerte presencia militar en dicho territorio. 

Este doble ataque se deba quizá a que a finales del 2015, las fuerzas militases iraquíes expulsaron a algunos de los extremistas que permanecían asentados en Ramadi, mientras que el pasado 25 de febrero se puso en marcha una nueva estrategia militar de alto rango para intentar recuperar el control de Al Budaish al destruir tres coches bombas en donde también murieron 16 militantes suicidas, dos soldados y otros tres resultaron lesionados tras un violento enfrentamiento en una operación liderada por la Coalición Internacional y por fuerzas combatientes sunnitas.  

Hasta el momento las autoridades locales no se han pronunciado al respecto, tampoco la comunidad internacional ha condenando los hechos, parece ser que cuando éstos ataques ocurren en países musulmanes y en sitios sumamente vulnerables parecen no importar pero si ocurren en Francia, EU, Londres o Israel el mundo entero se conmociona fuertemente. 

Sin embargo, se requiere que la humanidad en general haga una introspección sobre este tipo de temas, dejando de lado cualquier tipo de comportamiento xenofobico como el que se vive actualmente en Alemania y en gran parte de Europa Central debido a la grave crisis migratoria de refugiados proveniente principalmente de Siria y de la región del Magreb y exigir a las autoridades el repudio de cualquier tipo de discriminación y desigualdad, así como pedir una pronta solución a la situación actual de la economía global y a la extrema violencia de grupos rebeldes que atentan contra la vida de tantas personas en todo el mundo.

Anuncios
Anuncios

#Google #Terrorismo #Siria