Después de que hace unas semanas un hombre tirase a un bebé por la ventana después de abusar sexualmente de él, esta semana hay otra detención relacionada con bebés. Esta tarde del viernes 5 de Febrero la Policía Nacional ha hecho pública la información de que se ha detenido a un hombre de unos 30 años por zarandear a un bebé “de forma violenta y peligrosa” hasta dejarlo en coma. El bebé tiene cuatro meses y es el hijo de la pareja del hombre que ha sido detenido, ahora se encuentra en “estado grave y con evolución incierta”, es decir, que los propios médicos no saben si el niño sobrevivirá a esta agresión.

Dicha agresión se produjo el pasado jueves 4 de Febrero en Córdoba.

Anuncios
Anuncios

El hombre zarandeó al bebé hasta que lo dejó inconsciente y teniendo convulsiones. Él mismo, después de ver las consecuencias que habían tenido sus actos, avisó a la madre del pequeño y a emergencias para que trasladaran al bebé al hospital, los servicios de emergencias trasladaron al niño al hospital universitario Reina Sofía de Córdoba.

Desgraciadamente no es la primera vez que hay un caso como el descrito anteriormente y, cuando aparecen niños con estos síntomas, los médicos llaman a este cuadro clínico como “niño zarandeado”, este cuadro se da cuando el pequeño recibe repetidamente sacudidas violentas y muy peligrosas.

Cuando llega un caso así, automáticamente los médicos activan el protocolo contra el maltrato a menores de edad e informan al Juzgado de Instrucción. Después de esto, el Juzgado se pone en contacto urgentemente con el grupo de menores de la Brigada Provincial de la Policía Judicial para informarles de todo lo que ocurre.

Anuncios

En este caso hicieron exactamente lo mismo y, cuando la Policía recibió la notificación, procedieron inmediatamente a detener al acusado de este delito, ahora está a disposición Judicial.

Los médicos han hecho públicos los síntomas de este síndrome para que todos los padres y personas que trabajan con niños pequeños puedan reconocerlos si se detectase algún caso así. Los síntomas son irritabilidad, vómitos, letargo y convulsiones, aunque estos casos no presentan lesiones a simple vista, como mucho algunos cardenales, pero pueden sufrir lesiones internas graves como fracturas en cualquier hueso o hemorragias. #Infancia