Las guerras carecen de reglas, y en ocasiones se realizan actos contra la población más débil. Esta situación ocurriría esta vez en dos hospitales y una escuela, que serían alcanzados por ataques con misiles. Al menos 21 personas perdieron la vida.

Los bombardeos, muy cercanos a la zona de Alepo, supuestamente fueron realizados por Rusia.

El hospital ubicado en la localidad de Idlib estaba siendo apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF). El presidente de la organización confirmó la muerte de 7 personas al ser alcanzados por 4 misiles. El otro blanco de los misiles fue el hospital situado en Azaz, al norte del país sirio, en el que fallecieron 14 civiles, aunque podrían aumentar con el paso del tiempo.

Anuncios
Anuncios

Según un médico y varios residentes el ataque también afectó a una escuela y a otras zonas.

A continuación se observa un vídeo publicado en la red social Twitter que muestra imágenes del interior de la sala de maternidad del hospital de Azaz:

La organización de Médicos Sin Fronteras declaraba en su cuenta de Twitter que los fallecidos se dividían en 5 pacientes, un acompañante y un vigilante. También se añadía que 8 trabajadores estaban desaparecidos.

Massimiliano Rebaudengo, coordinador general de MSF en #Siria, comentó: "Condenamos este nuevo ataque contra una estructura médica, que además parece haber sido deliberadamente dirigido contra la misma.

Anuncios

La destrucción de este hospital privado deja sin servicios médicos a unas 40.000 personas que viven en una zona de conflicto abierto".

Juma Rahal, médico, narró el terrible suceso que vivió: "Tuvimos que sacar a muchos niños llorando del hospital". Explicó además que dos de los menores murieron, mientras que numerosos heridos fueron trasladados a Turquía.

No es la primera vez que un centro médico de MSF es objetivo de un bombardeo, ya que el pasado 5 de febrero ocurría lo mismo en el hospital de Tafas, en el que perecieron 3 personas. 

Siria vive una guerra atroz que por el momento no parece tener fin, la crueldad de ésta llega hasta límites insospechados. #Terrorismo #Estado Islámico