En los tiempos que corren, resulta difícil e inimaginable que existan ofertas de empleo tan exquisitas como para abandonarlo todo y empezar de cero una vida que prometa una muy buena calidad.

Tener ante nosotros una oferta en la que está en juego un salario de 240.000 euros al año, parece ‘’demasiado bonito para ser verdad’’ o alguna patraña más gubernamental. Pero no, en esta ocasión estamos hablando de una oferta verídica. La cual lleva ya pública cuatro meses y no ha recibido ninguna solicitud de información y/o curriculum de candidatos.

¿Por qué no existen interesados en la vacante que ofrecen?

Muchas personas son conscientes de la complejidad que tener un #Trabajo hoy en día puede suponer y lo cierto es que cualquier oferta puede ser ‘’válida’’ para seguir adelante.

Anuncios
Anuncios

Pero no existe ni el mínimo interés que tienen otras ofertas ante esta debido que sería necesario mudarse al lugar, el cual se encuentra ubicado en Tokoroa, un pueblo familiar y tradicional de Waikato, allí en Nueva Zelanda.

Si bien es cierto que la oferta es muy interesante con su salario anual y sus 90 días de vacaciones, así como todos los fin de semana libres y sin tener necesidad de trabajar en horario nocturno, parece que no es de gran interés para todo el mundo el hecho de tener que trasladarse a un lugar tan lejano para ejercer su profesión de médico.

En la actualidad, el doctor de Tokoroa es Alan Kenny, un hombre de 61 años de edad el cual, afirma estar ya cansado debido a la demanda de pacientes que tiene diariamente. Dicha cantidad no baja de las 43 personas y él, está ahí sólo como médico de cabecera.

Anuncios

El Real Colegio de Médicos de Familia, recomienda no superar los 25 pacientes al día.

Alan, pidió ayuda a cuatro empresas que están destinadas a la búsqueda y contratación de médicos. Pero no hubo éxito. Ni teniendo un suelo de 400.000 dólares neozelandeses anuales ( 240.000 euros) es lo suficientemente enriquecedor o apetecible para poder dar el paso y pasar a ser el siguiente médico de cabecera de dicha población.

En principio Kenny solicita un médico que en sus primeros pasos estará acompañado y guíado por él, pues, no le queda mucho hasta la llegada de su jubilación. Una vez llegue el momento, el candidato pasará a ser el encargado de lo que Alan lleva hasta ahora.

Él mismo afirma que existe un grave problema para poder encontrar a dicho médico. Pues parece no existir nadie interesado. La actividad del pueblo se desarrolla en gran parte en zona rural. Y está confuso con que esto pueda tener cierta relación para el rechazo.

Auckland tiene la mayor universidad de Medicina, y la mayoría de los jóvenes que van allí proceden de familias adineradas de la zona. Si estas universidades reclutarán a más estudiantes de las zonas rurales, esta problemática no existiría”, aseguró Alan a los medios.

Sin duda es una oferta llamativa, pero con muy alto desinterés por la zona geográfica…¿Qué harías tú? #Google