El trágico suceso ha sucedido en la localidad de La Loche, en el norte de Canadá. El adolescente armado disparó primero a los dos hermanos que se encontraban en el misma casa, y a continuación, en la escuela de secundaria donde cursaba, a una profesora de 23 años y a uno de sus compañeros.

A pesar de ser uno de los países estadounidenses con una de las legislaciones de control de armas más estricta, no ha podido evitar la tragedia acontecida en un pequeño pueblo de 2700 habitantes, llamado Saskatchewan, a 3.500 kilómetros al noroeste de Toronto.

Un total de cuatro vidas son las que se ha llevado por delante este adolescente canadiense que aprovechando la ausencia de su madre quien se encontraba trabajando, y de su abuelo que había salido a comprar, decidió pegar un tiro a sus dos hermanos pequeños que permanecían en el hogar.

Anuncios
Anuncios

Acto seguido, se dirigió al instituto donde estudiaba asesinando también a una joven profesora de 23 años y a uno de sus compañeros de clase.

Según cuentan los testigos a la cadena de televisión canadiense, en el momento de la tragedia hubo muchos gritos y se pudieron escuchar muchos disparos. Afortunadamente, muchos de estos tiros fueron fallidos.

En un principio se barajaban cinco muertos y dos heridos criticos, pero finalmente, la policia canadiense confirmó que eran cuatro los fallecidos, y que no hubo heridos.

Aunque en Canadá no suele haber muchos tiroteos, el permitir el uso de armas a sus ciudadanos, les ha dejado varios incidentes de este tipo. El peor suceso relacionado con armas en este país se produjo en 1989, cuando 14 estudiantes universitarios fallecieron en la Escuela Politécnica de Montreal.

Anuncios

El primer ministro del país, Trudeau, asegura que la situación en Saskatchewan está bajo control, y calma a todos los padres de los alumnos del centro de secundaria donde se cometió el terrible asesinato.

La comunidad canadiense ha quedado totalmente compungida por tan terrible e incomprensible suceso. Todos los centros educativos del país han cerrado sus puertas tras el desafortunado incidente. #Gobierno #Educación #Accidentes