De un dia a otro el manglar Tajamar en Cancun desaparecio un 90% para hacer de él un complejo turístico de aproximadamente 57 hectáreas un genocidio ecológico que entristece a nuestra nación, México.

 Primero hay que conocer que beneficios tiene un manglar en el ecosistema: los manglares, brindan una gran variedad de servicios ambientales los cuales son zonas de alimentación, refugio y crecimiento de crustáceos y crías de diferentes peces, por lo que sostienen gran parte de la producción pesquera, son utilizados como combustible (leña), actúan como sistemas naturales de control de inundaciones y como barreras contra huracanes, mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico, y sirven de refugio para una gran cantidad de flora y fauna que habitan en ellos (cocodrilos, iguanas, aves y serpientes).

Anuncios
Anuncios

 El sábado 16 de enero comenzó todo, la llegada de maquinaria pesada entró para empezar a devastar el manglar, más de 22 hectáreas de manglares y selva en las que ahí mismo comenzaron a ser sepultados vivos los animales que habitaban el manglar. Solo hicieron falta 2 dias para acabar con la inmensa vegetacion de la zona y 4 dias para deztrozar el 90% del manglar.

 Todo esto comenzó con un proyecto llamado “Malecon Tajamar” que se encuentra en la zona centro de la ciudad de Cancún en Quintana Roo, frente a la laguna de Nichupté, el cual fue vendido a distintos desarrolladores inmobiliarios.

 Esto desencadeno en Quintana Roo una manifestacion de los civiles y vecinos del lugar con respuesta del #Gobierno y de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) expidieron que estan a favor del desarrollo del Malecón Tajamar, por lo que las obras se iban a poder realizar ya que todo fue legal y los permisos estaban en regla.

Anuncios

 Con esas explicaciones de las autoridades; activistas, vecinos y todos los manifestantes en contra de esta destrucción hacen una peticion en Change.org

 “Se está acabando con el hábitat de la fauna que allí habita y haciendo un daño imperdonable a la #Ecología, denuncia la petición.

 Días después, el 20 de enero se anuncia que el manglar tuvo un nuevo amparo para la suspensión de toda la obra del manglar.

 Ayer 28 de enero el procurador ambiental, Guillermo Haro aseguró que “no hay indicios de existencia de daños ni responsabilidad ambiental" y señalo que los animales que fueron publicados en fotografías en redes sociales, no eran reales.

 Afirmó que los animales fueron fotografiados en Filipinas hace varios años y otros habían sido localizados cerca de Cozumel.

 Todavia no se sabe cual va a ser el resultado de esto, la destrucción llevada de la mano por la ambición de algunos cuantos, un ecosistema destruido e incapaz de regenerarse, y eso solamente nos hace cuestionar: ¿El dinero es lo que nos va a salvar?