La empresa sueca con sede en Estocolmo ha sido demandada por segunda vez por temas de derechos de autor.  Spotify, la plataforma web y aplicación móvil disponible para muchos sistemas operativos como iOs, Android, Windows Phone, Symbiam y Blackeberry que permite a sus usuarios la reproducción de contenido musical a través de varios modo como: modo radio, búsqueda por artista, albun, canción o lista de reproducción creada por cualquier usuario o por uno mismo; ha vuelto a ser demandada en menos de un mes.

El 29 de Diciembre se presentaba la primera demanda millonaria para la compañía Spotify. El 9 de Enero ha vuelto a ser demandad por derechos de autor, en este caso  la demanda ha sido interpuesta por la cantante Melisa Ferrick.

Anuncios
Anuncios

La cantante de indie-folk, presento el viernes una demanda contra la compañía líder de reproducción de música Spotify por el valor de 200 millones de dólares americanos. La artista, que se dio a conocer en 1991 cuando colaboró como telonera para la cantante Morrissey en su gira,  acusa a la compañía de violar sus derechos de autor.

Melisa Ferrick declara que  Spotify ha permitido que sus canciones hayan sido reproducidas más de un millón de veces en los últimos tres años sin que la compañía haya pagado por los derechos de autor que deberían haber abonado por la reproducción de las piezas musicales de la artista.

Esta demanda, presentada en el tribunal de Los Ángeles pide a un juez autorizar una demanda colectiva contra Spotify a la que podrían sumarse más artistas si lo desean.

 Estas dos demandas no crean ningún buen augurio para la compañía sueca de reproducción de música en línea.

Anuncios

Junto a ellas y la polémica que ha generado el desapego de muchos cantantes reconocidos como Adele y Taylor Swift de prohibirles la reproducción de sus nuevos álbums en línea está generando una gran polémica que nada favorece a Spotify y a otros portales que proporcionan servicios similares.

Spotify, todavía no ha querido hacer ninguna declaración en cuando a las dos demandas presentadas.

Sin embargo, es sabido que Spotify cuenta con un fondo destinado para estos casos, ya que como bien afirmo la compañía hace tiempo les resultaba imposible en algunos casos saber a quién tenían que abonar la cuantía correspondiente de los derechos de autor.

 A su vez, Spotify, sigue aumentando sus servicios, ofreciendo desde hace poco de forma colaborativa con la empresa Genius contenidos adicionales a las canciones que los usuarios escuchan.

Esperemos que estas demandas no cambien el servicio proporcionado por plataformas como la de Spotify y que sigan ofreciendo sus servicios, pero abonando los derechos de autor.

 

  #Estados Unidos #Empresas #Denuncia