En la mañana del Día de Reyes, la Policía ha encontrado un paquete sospechoso dirigido a la Cancillería alemana. Ante la sospecha de que pudiese contener explosivos, se ha acordonado la oficina de #Angela Merkel y no se permitió el acceso hasta pasadas unas horas.

El paquete se tachó de sospechoso en el primer control rutinario

En un principio, el paquete no pasó el control rutinario que se realiza a cualquier envío que tiene como destinatario la Cancillería alemana, ya que, se detectaron ciertas anomalías que debían ser inspeccionadas por seguridad. Mientras se hacía la inspección al paquete sospechoso, el recinto de la Cancillería permaneció varias horas acordonado.

Anuncios
Anuncios

Todo ha quedado en una falsa alarma

Los expertos, tras investigar minuciosamente el contenido del envío postal, han determinado que no hay ningún peligro y que el paquete recibido no contiene nada fuera de lo normal. Después de comprobar, por medidas de seguridad protocolarias, que el contenido del paquete era correcto, la Polícia alemana canceló la alerta en la oficina de Merkel. Todo ha quedado en una falsa alarma y la normalidad ha regresado a Berlín sin ningún percance que lamentar.

No es la primera vez que se activa una alarma de este tipo en la Cancillería. Ya en el año 2010, la Policía también interceptó un paquete con contenido explosivo procedente de Grecia en lo oficina de Merkel

En Alemania, la alerta por paquete sospechoso no es la primera vez que se activada

El año nuevo en Alemania comenzó con alertas por terrorismo como el caso de la ciudad de Múnich.

Anuncios

En esta ocasión, la Policía alemana tuvo que desalojar 2 de las estaciones más importantes del metro de la ciudad, causando preocupación y malestar en los ciudadanos que se preparaban para despedir el año 2015. Por ello, cualquier precaución o medida de seguridad que se tome es pequeña frente a cualquier sospecha. Nos encontramos en un momento en el que la ola de terrorismo mantiene a Europa en alerta casi constante para evitar atentados y sucesos que lamentar. #Unión Europea