#Rusia fue uno de los países menos pacíficos del mundo en 2015, según el último informe del Índice de Paz Global que elabora anualmente el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), en el que ocupa el puesto 152 de un total de 162 naciones, seguido por Corea del Norte (153), Pakistán (154) y República Democrática del Congo (155).

Este índice, que establece una clasificación de los países en función de su nivel de ausencia de violencia, incluye parámetros como el nivel de militarización, la participación en conflictos nacionales e internacionales y la seguridad ciudadana. 

El informe señala que Rusia es también es uno de los países más militarizados del mundo, por detrás de Israel y Corea del Norte, puesto que en el último año hubo un flujo continuo de armas rusas hacia la región de Medio Oriente y el norte de África (MENA, por sus siglas en inglés).

Anuncios
Anuncios

Gran parte de ese armamento fue enviado a Siria para apoyar a las fuerzas gubernamentales en su lucha contra los rebeldes, mientras que éstos últimos han recibido una menor cantidad de armas de Occidente.

Además, los conflictos en esta región se complicaron aún más con la implicación de las dos grandes potencias, Rusia y Estados Unidos, que está relacionada con intereses estratégicos.

Asimismo, Rusia figura entre los países que dedican un mayor gasto a la "contención de la violencia" y, junto con el gasto de Estados Unidos, China, India y Brasil, representan el 54% del coste económico global de la violencia (tanto por su prevención como por sus consecuencias) y el 45% del PIB mundial. 

Por otro lado, Ucrania fue el país que experimentó el mayor descenso en su posición en el ranking, debido a la guerra civil iniciada en 2014 entre los separatistas rusos de la región de Donbás y el Ejército ucraniano, así como a la inestabilidad causada por la anexión de la península de Crimea a la Federación Rusa.

Anuncios

Como consecuencia, se ha constatado un incremento de la intensidad del conflicto interno, de los crímenes violentos y del acceso a armas pequeñas por parte de la población. 

El análisis también indica que Rusia tuvo un papel determinante en la escalada militar producida en Venezuela, país que se ha hecho con el arsenal más moderno de Sudamérica gracias al suministro de armas por parte del Kremlin.

Además, el IEP apunta que la creciente competencia geopolítica entre Rusia y Occidente plantea la probabilidad de que surjan nuevos conflictos en Europa del Este en los próximos años, al tiempo que podría desencadenar el rearme militar entre los países de la OTAN cercanos a las fronteras rusas.  #Vladimir Putin