Durante este lunes las tropas rusas, iraníes, sirias y de Hezbollah han estado tomando posiciones contra el Estado Islámico para lanzar la ofensiva final a ciudad de Alepo. Desde finales de agosto, #Rusia lleva prestando su apoyo al ejército sirio que parecía que lo tenía todo perdido. La ayuda ha consistido en todo tipo de armamento militar de alta tecnología junto con asesores militares que han instruido sobre cómo usar este tipo de material bélico. Las tropas sirias no han sido las únicas armadas y entrenadas por los rusos, también han sido equipados los operativos de Hezbollah y las milicias chiíes iraníes, quienes luchan en el mismo bando.

Anuncios
Anuncios

Tras el velo de silencio de los medios occidentales, el número de bajas y perdidas de #Estado Islámico, no hace más que aumentar obligándoles a retroceder en sus posiciones.

El ejercito de Putin ya tiene en el campo de batalla, lo que será una revolución en la guerra moderna, dos tipos de robots de combate: el Platform-M y el Argo Mobility Platform. Los dos modelos pueden actuar en todo tipo de terrenos o situaciones climatológicas y están dotados de gran movilidad y un fuerte blindaje. El robot Platform-M lleva incorporados cuatro lanzagranadas y un rifle kalashnikov. Entre sus múltiples usos puede reunir información de inteligencia, localizar y destruir objetivos, y proporcionar cobertura de fuego a tropas en movimiento. EL robot Argo está especializado para actuar en condiciones mucho más duras, incluso para poder moverse por terrenos de montaña y rocosos.

Anuncios

La amplia movilidad de las ruedas todo terreno se complementa con rampas y plataformas móviles que impulsan estos robots de combate impidiendo que se quede bloqueado.

El general ruso Valery Gerasimov, habló recientemente sobre un plan para automatizar la guerra en #Siria y que tal vez seriamos testigos de ello muy pronto. Está claro que esta batalla por la ciudad de Alepo es la prueba de fuego para estos juguetitos de alta tecnología ante los ojos de los contratistas armamentísticos de otros países. Ojalá estos sean los primeros pasos para que las guerras dejen de participar seres humanos y en caso de que se tuviesen que hacer, que solo hubiese que lamentar perdidas materiales en robots.