Pedro Sánchez sería capaz de aliarse con partidos independentistas o inclinados por la autodeterminación, que sin duda afectarían la unidad de España, expresó Mariano Rajoy, quien además se mostró preocupado por  la repercusión que ello tendría  sobre la estabilidad española y la mirada de la Unión Europea. Su crítica se centra también en Podemos y en Pablo Iglesias, a quien considera atado a los votos separatistas y pone el apelativo de "embajador del separatismo en el Congreso de los Diputados".

Estas declaraciones tienen como fundamento, la visita que el líder del PSOE hiciera a Lisboa, reuniéndose con el ministro Costa, con la supuesta intención de profundizar en una salida de concentración de izquierdas a la portuguesa, para definir el tema de la investidura.

Anuncios
Anuncios

Para ello Sánchez debería pactar con más de 50 partidos de Izquierda, acuerdo al que el PSOE ha dado en  nominar como: "coalición progresista". Es inevitable en esta  reunión de izquierdas conciliar con Podemos, pero ésto solo sería posible, por imposición del Comité Federal, si Pablo Iglesias renunciara al Referéndum por Cataluña, cosa que no parece estar en su agenda

Albert Rivera, por su parte y en su carácter de presidente de Podemos, se niega a una “solución a la portuguesa”, puesto como acertadamente analiza, la situación española no es la misma que la de Portugal, ya que en dicho país  no existen partidos de izquierda separatistas. Aboga además por una mesa plural en el Congreso, expresando ésta opinión de la siguiente manera, “la futura Mesa del Congreso va a ser plural y va a tener una presidencia que no vele por los intereses del #Gobierno sino por los intereses de la Cámara y del poder legislativo”

Finalmente el presidente del PP vasco Alfonso Alonso, ha formulado la posibilidad de un “acuerdo a la alemana”, considerando que un pacto entre el PP y el PSOE le daría estabilidad a España.

Anuncios

Advierte que este tipo de acuerdos es lo que normalmente ocurre entre fuerzas políticas de “países serios “. Señalando además que  en su opinión, "parece que Sánchez va a las cosas de Sánchez y no a las cosas de España. “