Según un informe publicado por el Banco Mundial, en América Latina hay más de 20 millones de jóvenes que no estudia, ni trabaja. Son la llamada generación ni-ni y tienen entre 15 y 25 años.

El análisis que se desprende el estudio refleja que los jóvenes sudamericanos atraviesan una crisis en la que es necesario reforzar los conceptos de educación y trabajo. Uno de cada cinco jóvenes no encuentran motivaciones para ir a la escuela, por ende, tienen muchas menos probabilidades de acceder a un trabajo cualificado.

Hay más hombres que mujeres dentro de la generación ni-ni y el porcentaje más alto se encuentra en Brasil, México y Colombia.

Anuncios
Anuncios

Las grandes ciudades poseen mayor cantidad de jóvenes que no se dedican ni al estudio ni al trabajo, son cerca del 70 %.

En los hombres el riesgo más alto es el de caer en el delito y las drogas. Para las mujeres, el riesgo está en los embarazos no deseados y la falta de planificación familiar. Los directivos del Banco Mundial sostienen que la mejor manera para salir de la pobreza es ofrecer una educación rica y abarcativa. #Enfermedades raras