Después de que Corea del Norte realizara el 6 de enero pruebas nucleares con una bomba de hidrógeno a la que llamaron Bomba H y cuya existencia fue ventilada a finales del 2015, la #ONU y Rusia condenaron los actos.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pronunció un discurso antes de iniciar una sesión de emergencia convocada por el Consejo de Seguridad, a petición de Park Geun-hye, presidenta de Corea del Sur, quien aseguró que el país del norte enfrentará las consecuencias.

Durante su discurso, Ki-Moon dijo que las pruebas realizadas por Corea del Norte quebrantan los esfuerzos internacionales por detener la expansión de armas nucleares en el mundo y que viola gravemente las normas referentes a ensayos con este tipo de tecnologías.

Anuncios
Anuncios

El titular de la ONU condenó de forma severa e inequívoca las pruebas realizadas en un polígono en el norte del país, pues el #Gobierno norcoreano ignoró las solicitudes para ultimar su actividad nuclear con fines militares. Así mismo reiteró sus exigencias para que Corea del Norte cancele sus actividades nucleares e inicie un proceso de desnuclearización.

Por su parte, la titular del departamento de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, dijo en un comunicado que las acciones pueden representar una violación grave al derecho internacional y además representan un potencial agravamiento en la situación de la península coreana, la cual se encuentra en un constante enfrentamiento político-militar. 

Las pruebas fueron conformadas mediante una declaración mediática en la que una presentadora de televisión anuncio la culminación de estos ejercicios como todo un éxito.

Anuncios

En el comunicado, autoridades de Pionyang, capital de Corea del Norte, declaran que el artefacto “fue fabricado con tecnología nacional”. Explicaron que su detonación no causa afectaciones al medioambiente y aclararon que corresponde al "rumbo estratégico del Partido del Trabajo de Corea".

Los norcoreanos aseguraron que son una potencia nuclear responsable; por lo que las pruebas fueron realizadas con una réplica en "miniatura" de la bomba de hidrógeno de que disponen y afirmaron que "no están dispuestos a transferir su tecnología nuclear a terceras partes".

La Bomba H fue detonada el 6 de enero a las 10:20 hora local. La explosión provocó un sismo “artificial” con magnitud de 5.1 grados en la escala de Richter al norte del territorio norcoreano. Con este experimento son cuatro ya los ensayos nucleares que el país realiza, pero es el primero con una bomba de hidrógeno.