Un misil, propiedad de Estados Unidos, que fue enviado a España en 2014 para realizar maniobras de entrenamiento militar terminó por “error” en la Habana, Cuba. El #Gobierno estadounidense lleva un año tratando de recuperar el proyectil sin éxito, en medio de la reconciliación diplomática entre las dos naciones tras medio siglo de enemistad.

El periódico estadounidense, The Wall Street Jounal, hizo pública esta situación la cual fue confirmada por un funcionario que pidió mantenerse en el anonimato, ya que no tiene autorización para hablar del tema en público.  

El arma fue enviada a España a principios del 2104 con el propósito de realizar pruebas militares de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN).

Anuncios
Anuncios

“De España fue llevado a Alemania, y de allí al aeropuerto Charles de Gaulle de París, desde donde debía ser enviado de regreso a Florida, EE.UU. Sin embargo, fue cargado a bordo de un vuelo de Air France con dirección a la capital cubana, La Habana”, declaró el funcionario a la agencia Associated Press.

The Wall Street Jounal reveló que se trata de un misil modelo Hellfire desactivado. Este artefacto es guiado con láser, “se dispara desde helicópteros o drones y suele utilizarse como un arma antitanques”.

Lockheed Martin es la empresa encargada de fabricar este tipo de misiles para el ejército estadounidense. Fue la misma compañía quien en junio de 2104 confirmó al Departamento de Estado que el explosivo se encuentra en la isla caribeña.

Lo que más preocupa al Pentágono es que Cuba hubiera compartido tecnología militar muy avanzada con China, Corea del Norte o Rusia.

Anuncios

John Kirby, portavoz del Departamento de Estado, deslindó a #Estados Unidos de haber enviado intencionalmente el misil a Cuba y señaló que las compañías fabricantes de armamento militar con las que tienen convenios son altamente responsables con su logística de envíos, por lo cual reportarían de inmediato cualquier anomalía.

Mientras tanto, investigadores de EE.UU. trabajan para determinar si el traslado del arma a la Habana; donde fue confiscada, se trata efectivamente de un error o si fue una cuestión de espionaje.

“Los Hellfires son misiles aire-tierra diseñados por los estadounidenses para destruir tanques de guerra desde helicópteros o aviones. Fueron utilizados en el marco de numerosos conflictos, entre ellos, la guerra del Golfo, en Irak o en Afganistán. Con el tiempo, se modernizaron y fueron utilizados desde drones para atacar blancos terroristas, como en Yemen y Pakistán.” #Unión Europea