A lo largo de todo 2015, los trabajadores de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) han rescatado del mar a más de 20.000 inmigrantes que trataban de llegar a las costas europeas en 120 operaciones de salvamento distintas. 

Sin embargo, estas labores han llegado a su fin. El barco utilizado para los rescates, el Bourbon Argos, está ya ne iterra firme y ahí permanecerá. Será, siempre y cuando no haya emergencias de nuevo. En caso de que la Unión Europea no dé una respuesta eficaz a nuevas desgracias en el mar, la organización humanitaria se dice dispuesta a volver a las aguas. 

En las últimas semanas, MSF ha visto que el Mediterráneo central registra menos tragedias, sobre todo debido al mal tiempo, mientras que el mar Egeo vive una situación de emergencia mayor.

Anuncios
Anuncios

Es el motivo principal para terminar las operaciones. 

La ONG espera que el nuevo año sea la Unión Europea la que destine los recursos necesarios para frenar la #Crisis migratoria y destacan que la labor de la organización no es salvar vidas en el mar, puesto que los trabajadores son médicos, pero se han dedicado a ello porque no podían permitir que murieran tantas personas. 

Las dos familias de refugiados que viven en el Vaticano

El papa llama a vencer el miedo y acoger inmigrantes

  #Inmigración