Siempre es buen momento para recordar el nacimiento de Martin Luther King, y ahora que parece que existe un retroceso en los derechos civiles, en Estados Unidos por la violencia policial, y en otros sitios por las restrictivas leyes ciudadanas (España, cómo sabemos, no es una excepción) es de importancia recopilar el legado de esta figura trascendental en el siglo XX. Martin Luther King es el personaje central de la lucha no violenta por la conquista de los derechos civiles. El pastor de Atlanta, curiosamente un hombre más joven que Mandela (Mvezo,1919-2013), hubiera cumplido 87 años ayer si siguiera entre nosotros. Una de las tres grandes figuras de la desobediencia civil y la lucha por la resistencia pacífica como Gandhi y el mandatario sudafricano.

Anuncios
Anuncios

“Hablar de Martin Luther King, del líder, es hablar de la figura con más trascendencia en la lucha contra la segregación racial en el siglo XX y de la resistencia no violenta por los derechos civiles, ya no solo en los Estados Unidos sino en todo el mundo, su influencia es enorme” nos comenta Francisco Herreros, doctor en Ciencia política y sociología por el Instituto de Ciencias Humanas del CSIC. 

Martín Luther King estudió teología en el Crozer Theological Seminary en Chester, Pensilvania, y desarrolló estudios de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Boston en 1955. En su pensamiento recoge el legado de Gandhi y del filósofo norteamericano de finales del siglo XIX, Henry David Thoreau (creador de obras como Walden -1854-, y la más influyente La desobediencia civil -1848-).

Anuncios

A través de la filosofía de la resistencia no violenta, Martin Luther King que ya era pastor baptista en Montogomery, Alabama, comenzó a desarrollar campañas de desobediencia contra las leyes segregacionistas. El 1 de Diciembre de 1955 Rosa Parks llevó a cabo el episodio del autobús, donde no quiso ceder su asiento a una persona blanca. Comenzó de esta manera la campaña de boicot de autobuses en Montgomery por parte de la población negra. Consistían en una serie de viajes programados por grupos de población de color que se negaban sistemáticamente a ceder su asiento a los blancos. Esta campaña duró 382 días y Martin Luther King estuvo en prisión por ello; la mayoría de los activistas que llevaron a cabo esta acción fueron reprimidos con mucha violencia en Alabama. Este fue el principio de toda una lucha por las conquistas sociales, que podemos conocer hasta el día de hoy. La represión policial sobre la población negra, aunque la realidad de esos años a la actualidad es muy distinta, sigue existiendo.

Anuncios

El último fallo de la corte de Baltimore del diciembre pasado, tras los fallos positivos por parte del tribunal de justicia en meses atrás, ha vuelto a retrasar las condenas, al anular los juicios sobre los policías que produjeron la muerte del joven afroamericano Freddie Gray.

En general, con todas las problemáticas que en estos momentos se pueden dar, sobre todo por la violencia policial en los casos de Baltimore y Ferguson, desde la perspectiva histórica, “tenemos que darnos cuenta que en los años 50, los asesinatos y linchamientos de los negros eran habituales, existían leyes segregacionistas del poder blanco sobre la población negra en Estados Unidos, y hoy tienen un presidente negro, esto en apenas 45 años… Ha sido un proceso rapidísimo” Aun así Francisco Herreros aclara que "existe en Estados Unidos una desigualdad de clase, y probablemente racial, aunque hago más hincapié en lo socio-económico, sobre la población negra y latina; el tanto por cierto de esta población en las cárceles es mucho mayor”.  

No solo su labor se dirigió a erradicar la segregación racial, también se opuso a la guerra de Vietnam y la pobreza estructural del país. Como dato, en la actualidad Estados Unidos es uno de los países con mayor desigualdad socio-económica según la (OCDE) Organización para el crecimiento y el desarrollo económico. España le va a la par, siendo el país con mayor desigualdad en la zona Euro.

  #Racismo