La destrucción del Monasterio Dair Mer Elia, o San Elías, es otro paso más en la eliminación de cualquier signo cristiano visible en Irak. Una vez confirmado este hecho, según fotos captadas por satélite por encargó de Asociated Press, ha producido una fuerte conmoción y un gran pesar en la comunidad caldea en la zona, ya que este edificio religioso, de gran tradición por haber sido un lugar de peregrinación, es el monasterio cristiano más antiguo del país, construido a finales del siglo VI después de Cristo (entre el 582 y el 590 D.C). Expertos coinciden, después de haber revisado las citadas fotografías tomadas por la empresa DigitalGlobe, que la voladura del recinto se produjo en el verano del año 2014.

Anuncios
Anuncios

Esta acción se enmarca en la política de ISIS de intentar barrer del mapa cualquier signo cristiano de Irak, con la clara intención de eliminarlos y expulsarlos de su lugar de influencia; muchos templos están siendo profanados, quemados y destruidos. De hecho, la comunidad caldea ha pasado de un millon y medio de fieles a escasos trescientos mil. Estos cristianos católicos de rito caldeo se caracterizan por haber convivido sin problemas con los musulmanes durante siglos, y por que conservan el idioma arameo, lenguaje que utilizaba habitualmente Jesucristo.

Estas acciones suponen un auténtico genocidio. Existen evidencias de que se están produciendo asesinatos, secuestros, torturas, agresiones sexuales y profanaciones en lugares sagrados. Es una persecución que les ha obligado a tener que huir de sus casas en Bagdad, Mosul o Basora, principales lugares donde afloraba la fe cristiana, hacia la región autónoma del Kurdistán, donde existen campos de refugiados.

Anuncios

En Ninive ya no quedan cristianos, ya que les obligaban a la conversión al Islam, imposibilitando la celebración de cultos religiosos, práctica que se había hecho en los últimos 2000 años.

El Papa Francisco señaló el pasado septiembre que las violaciones que se están produciendo de los derechos humanos era flagrante, y mantuvo que no se encuentran soluciones pertinentes por la comunidad internacional. Además, aseguró que las comunidades cristianas están siendo expulsadas de sus casas y hostigados por causa de su fe. #Iglesia católica #Estado Islámico #Derechos Humanos