Lego cambia su política de compra a granel después del aluvión de críticas por la polémica con el artista chino Ai Weiwei y afirma que ya no pedirá las razones de compra al por mayor a sus clientes.

Todo esto se debe al gran número de críticas que recibió la empresa de juguetes después de negarle la adquisición de sus piezas al artista chino disidente Ai Weiwei que iba a utilizarlas para la construcción de su obra de disidentes políticos en una exposición de Melbourne, Australia.

Ai describió esta postura de la juguetera como censura y discriminación y se desarrolló una campaña tanto en medios de comunicación como en redes sociales para solidarizarse con el artista con el hashtag  #legosforweiwei.

Anuncios
Anuncios

Llevando al público de todo el mundo a donar sus ladrillos para la obra de Ai Weiwei.

Hay que decir que Ai Weiwei es conocido por sus críticas al gobierno chino, lo que despertó las alarmas de Lego, y por ser uno de los artistas contemporáneos más importantes del mundo.

Después de toda la polémica que había suscitado este tema, este pasado martes Lego publicaba en su página web un comunicado donde decía que según su política tienen que preguntar a sus clientes de compra al por mayor el motivo y el "propósito temático" de su proyecto ya que no quieren apoyar o respaldar actividades específicas activamente. Y continúa diciendo el portavoz de Lego, Rugido Rude Trangbæk, en la sede de la compañía en Billund, Dinamarca, que "esas directrices podrían dar lugar a malos entendidos o ser percibidas como incompatibles, y por lo tanto el Grupo Lego ha ajustado las directrices para las ventas de piezas de Lego en cantidades muy grandes".

Anuncios

En su lugar, la empresa de juguetes pedirá al comprador que deje claro que Lego no forma parte ni da apoyo a la actividad como empresa.

Ai Weiwei agradecido por esta decisión y todo lo que su movimiento había provocado colgó en su cuenta de Instagram una imagen con ladrillos de Lego como protagonistas y en su cuenta de Twitter lo celebró describiendo esto como un "buen movimiento". 

Lego niega que la controversia con el artista chino haya dañado la marca, diciendo que se demostrará este punto y se reflejará en los resultados de ventas a principios de marzo. #Videojuegos