Malos días para la actriz mexicano-estadounidense Kate del Castillo (Ciudad de México, 1972). Tras la detención del líder del Cartel de Sinaloa Joaquín Guzmán Loera, más conocido como "El Chapo" el pasado viernes en un operativo militar donde han resultado fallecidos cinco narcos más la detención de otros seis, la revista "Rolling Stone" publicó una entrevista realizada por la intérprete junto al actor estadounidense Sean Penn al traficante, aún prófugo de la justicia. 

Los informes han confirmado los vínculos que Del Castillo mantenía con "El Chapo" desde el 2014 y su protagonismo como intermediaria entre Penn y Guzmán Loera, primero para realizar la entrevista y después para contactar con diversos productores para la realización de un largometraje sobre la vida del narcotraficante más buscado del mundo.

Anuncios
Anuncios

Se desconoce si aquellos nexos encendieron las alarmas para su detención tras la fuga del "Chapo" el pasado año de la cárcel de máxima seguridad tirando por tierra la credibilidad del Gobierno y del presidente Enrique Peña Nieto en su cruzada contra el narcotáfico. 

Parece ser que la actriz se creyó el personaje de sus últimos proyectos televisivos, donde interpretaba precisamente a una "capo" del #Narcotráfico en las series "Dueños del Paraíso" o "Reina del Sur", cruzando el espejo entre la ficción y una peligrosísima realidad. 

La Procuraduría General de la República (PGR) se encuentra en plena investigación para determinar las responsabilidades de la actriz en un supuesto delito de lavado de dinero, en el caso que haya recibido recursos financieros de Guzmán Loera y ocultando su procedencia al momento de la utilización de los fondos.

Anuncios

Si se acredita la transferencia de dinero a la productora o cuentas bancarias personales de la intérprete procedentes del narcotráfico, sería acusada de delito y podría afrontar penas que oscilan entre los cinco y quince años de prisión.

Aparte de dicha acusación, la actriz podría enfrentar también una imputación por el delito de encubrimiento y obstrucción a la justicia, previsto en el artículo 400 del Código Penal Federal. Seguramente tanto Del Castillo como Penn serán citados a declarar ante la PGR. Hasta el momento ninguno de los dos actores se han manifestado públicamente.