Hoy más de un millón de ciudadanos han salido a marchar por las calles de más de ochenta ciudades en todo Italia en apoyo al matrimonio homosexual, Roma, Milán, Turín, Bolonia, Nápoles, Florencia y Palermo son algunas de las localidades donde se ha demostrado el respaldo al proyecto de ley que reglamente la unión civil entre personas del mismo sexo, usando como lema general "Es hora de ser civiles: Despiértate Italia!".

El reconocimiento legal entre personas del mismo sexo empezará a estudiarse este próximo 28 de enero en el Senado. El proyecto ha incendiado a Italia, uno de los países a la cola de la #Unión Europea en la regularización de este tipo de uniones, en lo que han contribuido tanto los grupos más conservadores de la política italiana como el Vaticano. 

El Papa Francisco, ante la posible legalización del matrimonio gay, ha emitido el pasado viernes un serio recordatorio de la oposición de la Iglesia Católica, aduciendo que "no puede haber confusión entre la familia que Dios quiere y cualquier otro tipo de unión" Parece nadie en Italia haberle prestado atención a "lo que quiere Dios", dada las multitudinarias marchas a favor de un derecho fundamental de los Estados para con la ciudadanía. 

En el preámbulo del texto elaborado por la Cámara Alta, específicamente por el Partido Demócrata (PD) destaca la "necesidad" de poner fin a este vacío legislativo que ha hecho del país uno de los pocos ya que carecen de una normativa al respecto. 

La Plaza del Panteón fue el epicentro de la manifestación en Roma, donde la senadora Mónica Cirinnà, impulsora de la ley, se mostró optimista con la más que posible aprobación del proyecto e instó al Papa a mantenerse alejado, recordándole que la constitución italiana es la de un país laico.

Anuncios
Anuncios

La discusión de la nueva ley no se ve fácil, debido a la oposición del partido Nueva Centro Derecha (aliada del PD) y de los grupos más conservadores de la misma coalición del partido en el #Gobierno. Forza Italia (el partido de Silvio Berlusconi), ya ha anunciado que votará en contra del proyecto.