La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) lo tiene claro: la Unión Europea ha fracasado de una forma estrepitosa para dar una respuesta eficaz al drama migratorio. No ha sabido atender de modo adecuado a las cientos de miles de personas que buscaban refugio y protección en los países comunitarios. La consecuencia: miles de muertos, denuncia la organización.

Los gobernantes europeos no solo no han dado una respuesta adecuada. Más allá de eso, MSF los acusa de contribuir a agravar la #Crisis migratoria con "políticas restrictivas". Es la principal conclusión del informe "Carrera de obstáculos hacia Europea" que ha publicado la organización, que trabaja sobre el terreno en los países más afectados por esta crisis humanitaria.

Anuncios
Anuncios

 El texto describe los distintos impedimentos que los Veintiocho interponen en el camino de los inmigrantes, que en su mayoría "huyen de la guerra y la persecución". En total, más de un millón de personas -entre ellas, muchos menores- se han vistos pos estas políticas. Para MSF, las trabas que pone la Unión Europea incluyen la falta de alternativa alguna para evitar una "travesía mortal", el levantamiento de vallas y alambradas construidas con alambre de espino y constantes cambios en los diferentes procesos administrativos y de registro. Además, acusa a los estados miembros de cometer "actos violentos en el mar y en las fronteras terrestres". Italia y Grecia, dos de los países más afectados por la #Inmigración, han desarrollado condiciones de acogida "totalmente inadecuadas" para la organización humanitaria. 

La responsable de Operaciones de MSF en el Mediterráneo, Paula Farias, percibe un fracaso colectivo de la UE y de los gobiernos de los países miembros a la hora de hacer frente a la crisis.

Anuncios

Pero también los acusa de empeorar "las condiciones de miles de hombers, mujeres y niños vulnerables". 

Ante la "parálisis" de la Unión Europea, son las organizaciones humanitarias las que amplian de forma contundente su acción para atender al elevado número de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes que intentar llegar a Europa.

La organización destaca que nunca antes había desarrollado al mismo tiempo este número de proyectos médicos y humanitarios ni tantos trabajadores en el continente europeo. Además, nunca anteriormente había utilizado barcos para salvar vidas humanas del mar.  

Y lo peor es que hay pocas esperanzas. Mientras que 2015 ha supuesto el fracaso de la Unión Europea en materia humanitaria, 2016 verá cómo los problemas continúan. La ONG anticipa que en este nuevo año los migrantes continuarán arriesgando sus vidas y, por ello, piden que la Unión Europea "deje de jugar con la vida de estas personas". "Ninguna política restrictiva hará que dejen de buscar un futuro mejor para ellos y sus familias", alegan.

Anuncios

Por eso, piden que los Veintiocho  busquen vías migratorias seguras para resètar la vida y la dignidad de los migrantes. 

Las dos familias de refugiados que viven en el Vaticano

El papa llama a dejar atrás el miedo y acoger refugiados