Durante el año pasado China aumentó significativamente su inversión en la producción de energía limpia. El ejemplo es seguido por varias naciones entre las que se encuentran, las de  América Latina,  EEUU y otras,  llegando el porcentaje  superador a un 4% en relación al índice de 2014.

Entretanto Irán aumenta la producción de petróleo, ya que le fueron levantadas las restricciones internacionales  que ahogaban su economía. Arabia Saudí  no piensa disminuir el flujo del crudo con el que inunda el mercado. La negativa de los países de la OPEP a reducir la oferta hace que nos preguntemos  si estos factores producirán un desequilibrio tal que  terminen en el ahogo de la economía global.

Son nulas las posibilidades de que el precio del petróleo se modifique positivamente para las naciones productoras.

Anuncios
Anuncios

Uno de los países más perjudicados por  la baja del crudo en cualquiera de sus versiones, es Noruega cuya economía depende en sus 2 terceras partes del  comercio del petróleo. La seguiría Rusia, que ya ha hecho importantes recortes presupuestarias, puesto que había calculado gastos con el barril a 50 dólares. Es preocupante la situación rusa puesto que su economía depende en un 50 % de la venta del  petróleo.

Pemex la petrolera mejicana, ha venido disminuyendo su producción por problemas estructurales. La economía del país se ha visto afectada, ya que es altamente dependiente del petróleo, el PIB mexicano  registró una baja apreciable. Se le suma en estos momentos la crisis en el precio internacional.

China está abocada a encontrar una solución a las consecuencias económicas de las fluctuaciones negativas del precio del petróleo, en el mercado Internacional.

Anuncios

Siendo el segundo consumidor del planeta, se ha visto obligada a tomar sus recaudos. En diciembre de 2015 superó su record de importación de petróleo, llegando a 7.800 millones de barriles por día.

Algunos analistas opinan que “la Tormenta del Petróleo” llegará más allá de 2020. El enfriamiento de la economía China, así como otras variables inesperadas,  podrían bajar  la demanda , cambiando la proyección esperada.

China con algunas de sus ciudades sumergidas en altos grados de contaminación, ha tomado la decisión de no autorizar la apertura de nuevas minas de carbón y desarrollar fuertemente la energía hidroeléctrica, eólica y solar. #Calentamiento global #Energías renovables #Calidad de vida